fútbol sala segunda división

Alegría sobre la bocina (2-3)

  • El UMA se impone al Puertollano con un gol a falta de cinco segundos

Los jugadores festejan el vital triunfo en el pabellón de Puertollano. Los jugadores festejan el vital triunfo en el pabellón de Puertollano.

Los jugadores festejan el vital triunfo en el pabellón de Puertollano. / uma antequera

El CD UMA Antequera puso el resto en su visita al Pabellón Antonio Rivilla. Marcó, dominó, sufrió y triunfó en un escenario nada fácil por la entidad del rival, el FSD Puertollano. El equipo revelación de la categoría de plata se quedó sin desactivar el potencial universitario en un encuentro trepidante y lo intentó con ahínco. Miguel Conde llenó de ilusión a un grupo de jugadores lanzados hacia un objetivo especial; disputar por segunda campaña consecutiva el play off de ascenso a Primera División. Un derechazo del segundo capitán generó un golpe de efecto a falta de cinco segundos para el cierre de un auténtico partidazo. El 2-3 refuerza una posición en la parte alta de la clasificación de los chicos de Manuel Luiggi Carrasco "Moli". No solo los tres puntos ayudan a estar arriba, sino que algo tan importante como el gol average también está de cara ante un oponente directo.

Carlos Corredera abrió muy pronto el marcador. En el 2', el ala cordobés ocupó un espacio libre cerca del área local, recibió de espaldas y se giró con rapidez para colocar con precisión el cuero en la base del palo. El 0-1 fortaleció la idea de apretar a un conjunto capaz de practicar un fútbol sala muy preciso y se mantuvo al final del primer tiempo.

A la vuelta de los vestuarios, Puertollano aumentó sus prestaciones como era de esperar. Fernando empezó a fijar la defensa desde la posición de pívot y Nano se topó con el poste. El 10 igualó el choque a la salida de un saque de esquina de Javi Rangel. Con todo igualado, el encuentro se convirtió en una interesante batalla táctica. Carlos Corredera realizó una conducción al área de una precisión admirable y sentó a un defensor con un quiebro eléctrico antes de asistir a Dani Ramos. El 9 marcó a placer el 1-2. Marlon Velasco arriesgó con el juego de cinco en los últimos tres minutos. Nano se colocó la camiseta de portero-jugador. La defensa universitaria fue excepcional hasta que un balón suelto a falta de 21 segundos lo aprovechó Nano. El Antequera supo encajar el golpe. Conservó la posesión cerca de su área hasta que Miguel Conde decidió acelerar. Trazó una paralela con Miguel Fernández y el ala de Cuevas del Becerro fusiló a Arena.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios