Liga de campeones

Alemania eleva a Raúl a la categoría de mito en sólo ocho meses

  • El delantero ha conquistado a los fríos alemanes con su modestia y sus goles, que han llevado al Schalke 04 a derrotar al campeón de la 'Champions' y a luchar ahora por un puesto en la final.

Comentarios 33

En sólo ocho meses en la Bundesliga, el español Raúl se convirtió en Alemania en una figura de culto, un rey de reyes capaz de llevar al Schalke 04 a una impensable semifinal de la Liga de Campeones europea. El delantero ha conquistado a los fríos alemanes con su modestia y sus goles. El miércoles por la noche terminó ovacionado por 54.000 hinchas en Gelsenkirchen después de marcar el gol que abrió la victoria de su equipo por 2-1 ante el Inter. La prensa germana y europea se rinde a sus pies.

Desde su llegada al fútbol alemán se ha mostrado cercano, pese a no hablar apenas el idioma. En el campo de Gelsenkirchen, donde se celebró el triunfo durante 90 minutos, el capitán español se desgañitó cantando, se subió a las gradas como uno más para bailar y hablar con sus seguidores y acabó regalando su camiseta. Son esos pequeños gestos los que lo han elevado a la categoría de mito en el exigente fútbol germano. "No sé si me habrán entendido", bromeó después de dirigirse a la enloquecida multitud.

Pocos esperaban su renacimiento cuando dejó el poderoso Real Madrid para marchar a un modesto club y a una mustia ciudad a sus 33 años. Otros jugadores veteranos habrían preferido un lugar más bonito o el dinero de ligas menores para finalizar su carrera y ése es un punto que los alemanes saben apreciar.

Raúl, ganador de la Champions en 1998, 2000 y 2002, vive ahora su segunda juventud: cinco goles en la actual Liga de campeones, 12 en la Bundesliga. Los diarios europeos que lo habían desterrado, se muerden ahora la lengua. "Un baño de juventud para Raúl", tituló el francés Le Figaro. "Raúl, tan valioso como un viejo vino", elogió por su parte el programa deportivo más famoso de Alemania, el Sportschau. Mientras, el canal de televisión alemán Sat1 proclamó "rey de reyes" al ex galáctico pocos días antes del comienzo de la Semana Santa.

En la misma dirección gritaban los fans del Schalke: "Siéntense, agáchense, va a hablar el dios Raúl", decían cuando el jugador se subió a las gradas para celebrar la memorable victoria. También para sus compañeros es uno de los grandes. "Pertenece a una generación de jugadores que lamentablemente se está extinguiendo", señaló el alemán Christoph Metzelder, que ya jugó con Raúl en el Real Madrid.

El mayor goleador de la Champions con 71 goles, 15 más que su escolta, el holandés Ruud van Nistelrooy, se enfrenta confiado al Manchester United y sueña con una final contra su gran amor, el Real Madrid. "¿Por qué no vamos a ganar también contra el Manchester? ¡Yo ya sueño con la final contra el Real Madrid!", reconoció a la televisión alemana Sky.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios