Alonso seguirá en observación

  • El piloto está "perfectamente", según su agente, y McLaren confirma que el viento causó el accidente

Fernando Alonso, ingresado el domingo en el Hospital General de Cataluña tras sufrir un accidente con su McLaren-Honda en Montmeló, recibirá el alta médica cuando pueda "hacer vida normal", según informó su representante, Luis García Abad, quien añadió que el asturiano se encuentra "perfectamente" y que "no hay prueba que haya dado resultado anómalo alguno", si bien sufrió "un impacto lateral muy severo del que todavía tiene que recuperarse".

Aunque aún no se sabe cuándo podrá abandonar el centro, Abad no descartó que Alonso pueda participar en los ensayos de pretemporada programados a partir del jueves de nuevo en el Circuito de Cataluña. Sin embargo, añadió, "lo importante no es ganar el test de Barcelona del febrero, sino estar en condiciones de luchar por el campeonato hasta noviembre". Una vez que el estado del piloto es bueno, todo se centra en averiguarlas causas del accidente. El equipo inglés apuntó que "el viento impredecible y racheado" fue el causante, negando que se debiese a fallo mecánico alguno del monoplaza. Además, la escudería confirmó que Alonso estaba consciente en el momento de impactar contra el muro de la curva tres del trazado de Montmeló, ya que la telemetría apuntaba que estaba pisando a fondo el pedal del freno, "algo que no podría haber hecho de haber estado inconsciente".

McLaren añade en una nota: "Nuestras pesquisas indican que el accidente fue causado por los impredecibles vientos racheados en ese momento y en esa parte del circuito, lo que también afectó a otros pilotos, como, por ejemplo, Carlos Sainz", agrega refiriéndose al accidente que el piloto de Toro Rosso sufrió más tarde en ese mismo punto. "Podemos afirmar de forma categórica que no hay prueba alguna que indique que el monoplaza fallase. También podemos confirmar que no se registró pérdida alguna de presión aerodinámica, pese a que el coche estuvo sometido a un notable nivel de fuerzas G y tampoco hubo descarga eléctrica alguna o irregularidad de tipo alguno en el ERS (sistema de recuperación de energía cinética) del coche, ni antes, ni durante, ni después del incidente".

Así, McLaren "rechaza los erróneos rumores" que apuntaban a que Alonso perdió la consciencia por un fallo eléctrico. "Esto, simplemente, no es cierto", destacó la escudería. A esta tesis se unió el representante de Alonso, que dejó claro tras visitar al asturiano que el accidente se produjo por un pérdida de tracción causada por una racha de viento. "No hubo explosiones ni abducciones extraterrestres ni nada por el estilo antes del accidente. Fernando fue contravolanteando, frenando y reduciendo marchas antes del impacto, algo que uno no puede hacer si no esta perfectamente consciente", sentenció.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios