Todos a una, como en Anoeta

  • El club repitió la rutina de San Sebastián buscando crear otro clima propicio para la victoria · Julio Baptista, que pisó suelo malagueño a primera hora de la mañana, también fue incluido en la expedición

No tocar lo que funciona es una de las máximas del libreto de entrenador. En el Málaga se extrapola a todas las facetas. Como ya sucediera en el anterior desplazamiento a San Sebastián, toda la plantilla, incluido Julio Baptista, que ayer por la mañana pisaba suelo malagueño tras su largo viaje desde Brasil, viajó hasta Valencia. Se repite la comunión que tan buenos resultados dio en Anoeta (0-2).

Un total de 27 futbolistas, incluidos los lesionados y el sancionado Weligton, hicieron piña en el vuelo chárter de ayer. Un chárter que, por cierto, contó con una incidencia poco habitual, puesto que se tuvo que proceder al cambio de piloto al sentirse indispuesto el que en un principio iba a guiar el trayecto. El cambio de planes obligó a un retraso que impidió que la expedición pudiese volar a la hora prevista (18:00).

A quien más largo se le hizo el vuelo fue a Baptista, cuyo regreso de Brasil con escala en Madrid le trajo a Málaga en torno a las 09:00. Prácticamente medio día después tenía que volver a subirse en un avión. No obstante, el ex de la Roma ya echaba de menos volver a estar en la dinámica del equipo. En cuestión de dos semanas el centrocampista confía en poder estar de nuevo disponible para las convocatorias.

El capitán, Arnau, que verá el encuentro desde el banquillo porque Caballero se recuperó del leve esguince que sufría, celebró el hecho de poder estar todos juntos en la víspera de en encuentro tan importante: "Vamos con todo lo que tenemos porque cada vez hay menos lesionados. Vamos todos juntos y entre todos lo sacaremos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios