Antonio Hidalgo será baja al menos dos semanas

  • El catalán se resintió de su tendinitis en el tendón rotuliano · Como mínimo habrá de parar diez días para descansar · La roja a Baha deja otra ausencia ante el Alavés

La expedición blanquiazul asumió el empate en tierras charras sin traumas. Vistos los resultados de la jornada, que permitieron mantener la frontera del ascenso a siete puntos, la lectura invita al optimismo. La peor noticia llegó en el apartado de las bajas. Además del partido de sanción que tendrá que cumplir Nabil Baha por su expulsión, Muñiz se quedará al menos dos semanas sin Antonio Hidalgo, que al borde de la primera parte se resintió de su tendinitis en la rodilla izquierda.

Tras ser explorado por Nacho Pérez Frías, ayer expedicionario de los servicios médicos, en un principio el catalán deberá guardar diez días de reposo, ya que es la única terapia posible para curar las tendinitis. El de Granollers lo asumía con resignación tras el encuentro: "La rodilla ha dicho ya basta. Quedamos en que si el dolor era soportable y no iba a más, jugaríamos, pero faltando poco para la primera parte se ha hecho muy intenso. No es que la rodilla esté peor, sino que llega un momento en que hay que parar para volver en perfectas condiciones. En principio, el partido del Alavés me lo pierdo seguro y creo que el del Córdoba [sábado 9, 19.30, por Canal 2 Andalucía] también. Debería mejorar mucho. Hay que ver que aún quedan 20 partidos por delante y si te pierdes dos no pasa nada porque hay mucha gente capacitada y de nivel y evitar que las molestias vayan a más".

En una acción ofensiva de los blanquiazules, de pronto el catalán hizo una señal de cambio al banquillo. Tras pasar los últimos días de la semana como duda para el partido debido a la intensidad de las molestias en el tendón rotuliano -las arrastra desde el partido en Cádiz el pasado 5 de enero-, aguantó hasta el descanso para que su sustituto, Peragón, pudiera calentar en condiciones y no saltar frío al terreno de juego.

Por su parte, Nabil Baha aceptó con deportividad las dos tarjetas amarillas que vivió, ambas justas con el reglamento en la mano, aunque se quejó de haber sufrido penalti tras una carga de Dani López dentro del área mediada la segunda mitad. "En la segunda amarilla toco al rival y también la pelota, pero no es acerca de las amarillas sobre lo que voy a quejarme. Creo que el penalti ha sido. Estoy convencido de que no lo pita porque al principio de la segunda parte uno de ellos [David Rodríguez] se tiró dentro del área. No soy jugador que fácilmente se va al suelo. Si me he caído es porque hubo una carga", denunció el franco marroquí.

Al margen de lesiones y sanciones, ambos protagonistas, en la línea de todo el equipo, vigorizaron la igualada final. "Si la semana que viene ganamos en casa, el empate será bueno. Son muchos empates, sí, pero también antes hubo muchas victorias", afirmó Baha. Más gráficamente se expresó Antonio Hidalgo: "Durante la semana se habla mucho de que estamos muy pendientes de hacer rachas, que si encadenar victorias consecutivasý Ahora todos los equipos han mejorado mucho. Nosotros somos los primeros que sabemos que hay que ganar y, aunque de los últimos ocho partidos hemos empatado seis, hay que crear ocasiones porque, cuando lleguen, habrá goles".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios