Apoño: "Soy y seré del Málaga"

  • El canterano habla acerca de su divorcio con Pellegrini: "No había 'feeling' entre nosotros" · También le manda un aviso: "La cantera la pueden aprovechar mejor"

Apoño viajó casi de madrugada a Zaragoza. Horas después completó su primer entrenamiento, fue presentado y dos días después estaba en el Ciutat de Valencia, ya con el timón del equipo de Manolo Jiménez en sus manos. Se ha puesto el chip a tanta velocidad que casi ni le ha dado tiempo a mirar atrás. Después de sumar su primer punto como blanquillo, le dio tiempo a coger aire y encontrar un ritmo más normal. Y hablar de su salida del Málaga. Para él se trata sólo de una mudanza. "Soy y seré del Málaga, nací en el barrio de al lado, le deseo lo mejor, al entrenador y a los compañeros. He ido desde pequeño a La Rosaleda", comentó el domingo de madrugada en El Larguero, de la Ser.

Cómo no, el asunto de su relación con Manuel Pellegrini estuvo en la mesa. Sin profundizar, no ocultó el choque, como hace dentro y fuera del campo. La relación era irreconducible. "No había feeling. Es verdad que con el Atlético de Madrid jugué unos minutos y salí cabreado. Hablamos de temas importantes del equipo después y quedamos en buscar una salida. Cada entrenador toma las decisiones que cree mejores para el equipo", reseñó con frialdad de manera superficial, sin ánimo de mostrar rencor ni ganas de hacer leña del árbol caído. Además, sabedor de la profundidad de la herida, quiso decidir cuanto antes a dónde ir: "No podía esperar a nada ni pensar en que echaran al entrenador, sino en lo mejor de cada uno".

Ahora tiene dos objetivos en la cabeza. Salvar los muebles con el Zaragoza, que continúa colista y peleado con las victorias, y esperar que el Málaga se meta en zona europea. Ve mimbres para ello: "Si los compañeros están centrados en lo que deben hacer seguro que lo conseguirán". Y el camino lo ve más allanado si en la empresa participan los jugadores de la cantera, una suerte que él no ha podido tener: "Isco, Recio, Portillo, Juanmi, Gámez… La cantera la pueden aprovechar mejor, hay mucha calidad abajo. Seguro que si le dan la oportunidad a los de la casa, rendirán", señaló, y llegó más abajo aún, al prometedor Brahim: "Es un crack, le ves jugar con gente incluso mayor que él y es diferente. Hace años que no veo nada igual. Los padres lo tienen por buen camino y seguro que será una estrella con un poco de suerte".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios