Apoño decide: cesión al Zaragoza o traspaso al Dnipro de Muñiz

Apoño quería dejar enlatada su salida del Málaga ayer. Circunstancias impidieron las conversaciones entre su representante, Rafa Zurro, y el director deportivo del club, Antonio Fernández. Quedó emplazado a un encuentro en persona hoy mismo en la capital de España. De ahí tiene que salir el nuevo equipo del jugador, o al menos esa es su intención. La determinación final queda reducida a dos opciones: la cesión al Zaragoza o el traspaso al Dnipro de Juande Ramos y Juan Ramón Muñiz.

Así que el dilema es doble. Todos estaban de acuerdo en que la cesión era la opción más lógica para las partes. Pero no será posible en el caso de los ucranianos. Apenas quedan diez encuentros en dicha competición, por lo que no tiene sentido plantear un préstamo tan a corto plazo. Apoño y su representante consideran a Muñiz como el padre deportivo del jugador. Fue él el entrenador que lo descubrió y también el que mejor lo ha entendido. Así que el asturiano anda intentando convencer a sus dirigentes de que merece la pena hacer una propuesta fuerte por él.

El Málaga, por su parte, está dejando hacer al jugador. Él escogerá el equipo al que quiere ir y la manera en que se produzca su marcha, si temporal o definitiva. Eso sí, tendrá que considerar si la propuesta del Dnipro es convincente o no.

El Zaragoza continúa a la espera. No hay día en que sus dirigentes o su entrenador, Manolo Jiménez, llamen a Apoño para terminar de animarlo a que acepte su llegada en préstamo. Lo haría con galones, para ser titular indiscutible de aquí a junio en suelo maño.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios