Armstrong habla de la complicidad de la UCI

  • El americano insinúa que Verbruggen, presidente del organismo en 1999, lo ayudó a ocultar un positivo

Lance Armstrong insinuó que el holandés Hein Verbruggen, quien fuese presidente de la Unión Ciclista Internacional (UCI), le ayudó en 1999 a ocultar un positivo por cortisona en el Tour de Francia, el primero de los siete que ganó. "Hein sólo dijo: 'Esto es un verdadero problema para mí, es el golpe final para nuestro deporte, un año después del caso Festina, así que tenemos que hacer algo'. Y nosotros hicimos la receta con una fecha anterior", relató el ex ciclista en una entrevista publicada por el periódico Daily Mail.

El texano dio positivo cuatro veces por cortisona en aquella edición, pero la UCI justificó su exoneración alegando que había presentado anteriormente la prescripción médica de una crema que contenía la sustancia. Sin embargo, Le Monde publicó ya que al menos en el formulario de un control se puede leer la palabra "nada" bajo el epígrafe de "medicamentos utilizados" y más abajo la firma de, entre otros, el jefe del equipo de Armstrong, Johan Bruyneel.

Verbruggen no quiso comentar esta acusación, según la web especializada cyclingnews. En el pasado, no obstante, siempre negó haber participado en la ocultación de un positivo de Armstrong. De hecho, el presidente de honor de la UCI escribió recientemente a las federaciones nacionales defendiendo su inocencia. "Nunca actué de forma inadecuada. Mi conciencia está absolutamente limpia. No acepto que mi integridad se ponga en duda", señaló.

El ex ciclista, suspendido de por vida por dopaje, realizó las declaraciones durante un encuentro en Florida del que fue testigo con su ex masajista Emma O'Reilly, una de las primeras en denunciar el uso de sustancias prohibidas en el equipo. "Si sólo fueran las drogas quizá podrían perdonarme", dijo durante la reunión en la que pidió excusas a O'Reilly. "No puedo ir a cada uno de los diez millones de supervivientes de cáncer que me apoyaron, así que me concentro en las personas afectadas personalmente, como Emma", explicó Armstrong.

El norteamericano participará en la comisión de la verdad que, en colaboración con la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), está poniendo en marcha el nuevo presidente de la UCI, el británico Brian Cookson. En ella se analizará la actuación de sus antiguos jefes de la UCI: Verbruggen y su sucesor, el irlandés Pat McQuaid. "No estoy protegiendo a nadie después de cómo me trataron", dijo Armstrong al Daily Mail. "En el foro apropiado diré a todo el mundo lo que quieren saber. No voy a mentir para proteger a los que me tiraron a los pies de los caballos", añadió. Entre las cosas por aclarar están las donaciones de 125.000 dólares que Armstrong realizó a la UCI en los años 2002 y 2005. Según su ex compañero Floyd Landis, el tejano llegó a un acuerdo financiero con Verbruggen para hacer desaparecer un positivo por EPO en el Tour de Suiza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios