La Audiencia da esperanza al Elche

  • El juzgado, que citó a las partes para el lunes, otorga la cautelarísima

El Juzgado Central Contencioso Administrativo Número 9 de la Audiencia Nacional concedió al Elche la medida cautelarísima contra la resolución descenso decretado por el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) y citó a todas las partes el lunes para una nueva vista. Así lo indicaron fuentes del club ilicitano, quienes señalaron que en esa vista se decidirá, tras escuchar a todas las partes, si se aplica la suspensión cautelar al proceso que manda al club alicantino a la Segunda División.

El lunes estarán representados en Madrid el Elche, la Liga de Fútbol Profesional (LFP), entidad que propuso la sanción, y el Eibar, club que se beneficiaría del descenso del equipo ilicitano.

En la vista oral del lunes se presentarán alegaciones ante la juez instructora, que tras atender a las partes decidirá si mantiene o levanta la medida cautelarísima.

El Elche acudió a la Justicia ordinaria y solicitó esta medida cautelar urgente tras confirmar el pasado lunes el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) el descenso a Segunda propuesto por el Juez Único de la LFP por una deuda con la Agencia Tributaria.

Los dirigentes del Elche no han realizado comentarios públicos a la decisión de la Audiencia Nacional, aunque fuentes señalaron que ésta aporta algo de "optimismo" a la entidad, aunque piden que sea interpretada con "precaución".

"Tendremos la oportunidad de que nos escuchen y de que atiendan todas las alegaciones que el TAD no ha contemplado", añadieron dichas fuentes.

La concesión de la cautelarísima sí que ha sido recibida con esperanza por los aficionados y peñistas del Elche, que comienzan a plantear la posibilidad de realizar un viaje masivo a Madrid para transmitir todo su apoyo a los representantes del club.

Por su parte, el Eibar no hecho ningún pronunciamiento al respecto. La entidad informó de que el juzgado citó a todas las partes implicadas para decidir sobre la suspensión cautelar del descenso administrativo del equipo alicantino "a efectos de resolver el levantamiento, mantenimiento o modificación de la medida adoptada".

Según el comunicado que difundió el club en su web, la citación se produce al advertir la jueza de que "se aprecian circunstancias de especial urgencia que concurren en el presente caso".

La suspensión es la última esperanza que le queda al Elche para evitar el descenso. Además, el club ilicitano tiene otra amenaza, ya que debe pagar unos 7 millones de euros a sus futbolistas antes del 31 de julio para no bajar a Segunda B por impago a sus jugadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios