Fútbol - Copa del Rey

El Barcelona se encamina a un futuro de sufrimiento

  • El Barça se queda tras el partido contra el Madrid sin sus pilares Iniesta y Alexis, que se unen a las bajas de Villa, Afellay y Keita (en la Copa de África) y dejan un duro panorama para los blaugranas.

Comentarios 3

La capacidad de sufrimiento será una necesidad azulgrana para un futuro inmediato que se presenta poco placentero por culpa de las lesiones, el cargado calendario y la obligación de no perder. "El equipo sabe sufrir", se jactaba el defensa Dani Alves tras la costosa eliminación del Real Madrid y el avance a las semifinales de la Copa del rey. 

El duelo dejó al Barcelona vencedor, pero más consciente que nunca de que su máximo rival es capaz de hacerle mucho daño y con las ausencias por lesión de nuevo de Andrés Iniesta y Alexis Sánchez, dos jugadores básicos. "Necesitamos a Pedro porque estamos precarios", dijo el técnico,  Josep Guardiola, tras el partido del miércoles que le deja únicamente con 14 jugadores de la primera plantilla. 

El chileno Alexis estará "una o dos semanas" de baja por un problema en la clavícula izquierda. Más larga será la ausencia de Iniesta, de nuevo con una rotura muscular, la tercera de la temporada, el gran talón de Aquiles que está interrumpiendo la  continuidad del genial centrocampista. 

Guardiola dará entrada seguramente a Pedro y Adriano en lugar de ambos en el partido del sábado ante el Villarreal. Dados los cinco puntos de desventaja que tiene respecto al Real Madrid en Liga, el equipo azulgrana no tiene margen de error, así que cada uno de los 19 partidos que restan se presentan como finales. 

La próxima semana, mientras el Real Madrid descansa, único consuelo ante la eliminación, el Barcelona encarará las semifinales de la Copa, donde se espera un duro duelo con el Valencia. Y en  febrero regresa la Liga de Campeones europea, con el Bayer Leverkusen  alemán como rival de octavos de final.  "¡Cada vez somos menos!", dijo Alves, que, sin embargo, no se  quejó y apeló a los jóvenes del segundo equipo, en los que Guardiola  siempre confía. 

Por ello el técnico quiere una plantilla corta, que ahora se  reduce aún más con las lesiones de David Villa, Ibrahim Afellay -próximo a volver-, Andreu Fontás, Iniesta, Alexis y la ausencia de Seydou Keita por la Copa África, lo que obliga al técnico a recurrir al extremo Isaac Cuenca (el más utilizado entre los jóvenes) y los mediocampistas Jonathan Dos Santos y Sergi Roberto, entre otros. 

Con Adriano y Pedro seguramente en el once por Iniesta y Alexis, sólo quedan Javier Mascherano y Thiago como suplentes de mayor rango,  además de José Manuel Pinto como segundo portero. "No tenemos gente, por eso tendremos que apretar los dientes y ayudarnos entre todos", pidió Guardiola, que al menos encuentra así una forma de motivar a sus jugadores, a los que insiste en que siempre deben volver a ganar y en que lo mucho logrado anteriormente  no sirve. 

Lo demuestran los duelos con el Real Madrid. "Cada vez es más difícil", reconoció Guardiola, consciente de que cuantas más veces gana al gran rival más cerca está de perder. La superioridad blanca en el juego el miércoles es otro recordatorio de lo duro que será el camino azulgrana en los cuatro meses que restan. Y a todo ello se une que el Barcelona sólo ha demostrado esta temporada puntualmente la excelencia que exhibió durante largas fases en años pasados. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios