Bartomeu derrota a Laporta

  • El presidente saliente del Barcelona arrasa a su máximo rival en las elecciones con un 54,63% de los votos Benedito se lamenta y Freixa apuesta por mejorar con vistas al futuro

Josep Maria Bartomeu continuará en la presidencia del Barcelona durante los próximos seis años tras arrasar en las elecciones celebradas ayer a su principal candidato, Joan Laporta, y a Agustí Benedito y Toni Freixa, con los que prácticamente nadie contaba para ocupar el primer sillón azulgrana.

Bartomeu, quien ya en las encuestas realizadas en los días previos a las elecciones y en los distintos sondeos realizados ayer a pie de urna se situaba como el gran favorito, logró el respaldo del 54,63% de los socios barcelonistas. Hasta 109.637 estaban convocados a la urnas y la participación registrada fue similar a la de anteriores comicios, con un 43,12%.

Bartomeu, que seguirá siendo el cuadragésimo presidente en la historia del FC Barcelona, el sexto escogido en unas elecciones, tomará posesión del cargo mañana a las 19:00, prolongando el año y medio de su presidencia tras coger el timón en enero de 2014, cuando dimitió Sandro Rosell.

Tras la confirmación de su victoria, Bartomeu compareció al filo de la medianoche en rueda de prensa para agradecer a los aficionados el comportamiento en la jornada electoral: "Gracias porque en una jornada perfecta hemos demostrado que amamos al Barça y somos el mejor club del mundo".

Para el presidente del Barça, el objetivo del club debe ser "seguir creciendo y seguir ganando". "Seguiremos creciendo y ganando si traemos a los mejores jugadores y organizamos la Masía", afirmó

Por ello, en su discurso eufórico tras la reelección, Bartomeu prometió continuar en su línea de esfuerzo marcada desde su llegada: "Trabajaremos con rigor y sudaremos la camiseta como han hecho siempre Puyol, Xavi, Abidal o Messi".

Laporta, que se las prometía felices y que llevó a cabo una campaña muy agresiva contra Bartomeu, basada principalmente en la imputación de éste en el caso Neymar, logró el respaldo del 33,03% de los votantes, mientras que Benedito perdió mucho gas respecto a las últimas elecciones (7,16%) y el papel de Freixa fue incluso más testimonial (3,70%) que el de éste, de ahí los diversos pronunciamientos de Laporta en las previas en busca del voto útil, ya que era consciente de que la única manera de derrotar a Bartomeu era una candidatura unificada del resto de fuerzas barcelonistas contra él.

"Hay que aceptar el resultado como demócratas y felicitar al ganador, pero hay dos modelos de dirigir el club y el nuestro está a las antípodas del que ha ganado", lamentó un contrariado Laporta. "Hemos intentado que no haya un presidente del Barça procesado, que el club esté en manos de Qatar y que se produzca el desmantelamiento de La Masia", insistió el ex dirigente azulgrana.

Benedito se mostró abatido. "Hay que respetar lo que ha decidido el socio. No vamos a cambiar nuestra manera de ver el Barcelona. El socio del Barcelona ha votado porque esta rivalidad continúe", señaló en referencia a que el enfrentamiento entre el rosellismo, ahora liderado por Bartomeu, y el laportismo continuará, según su visión.

"Creíamos que el Barcelona no quería más una bipolarización, pero al final ha habido poco espacio para las alternativas. Preocupado ahora en la distancia porque el Barcelona seguirá enfrentado y partido por la mitad", añadió el candidato.

Freixa fue en otra línea. "Hemos aprendido que unas elecciones no se ganan en dos semanas. Esta experiencia nos servirá para el futuro. Hemos hecho una campaña constructiva, hemos aportado ideas para dirigir el club y estamos satisfechos. Somos gente de fútbol, somos gente de deporte y sabemos ganar y perder", apostilló.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios