Basso abandona la prueba por un cáncer testicular

Mientras el italiano Ivan Basso, dos veces ganador del Giro de Italia, anunciaba con voz firme que sufre un cáncer testicular, los ojos de Alberto Contador, sentado justo junto a él, se llenaban de lágrimas. El madrileño no hizo ningún análisis deportivo, ninguna predicción sobre las etapas de los Pirineos por llegar porque había un tema mucho más serio.

El mejor gregario de Contador en la ronda francesa hizo pública ayer su enfermedad. "Dejaré el Tour y me operaré en Italia inmediatamente", dijo el italiano de 37 años, mientras que el español luchaba por mantener la serenidad.

En 2005, Basso fue segundo en el Tour por detrás de Lance Armstrong, a quien en 1997 se diagnosticó la misma enfermedad. "En la quinta etapa -contó Basso- me golpeé en una caída mi testítulo izquierdo. Como los dolores no cesaban, me hice unas pruebas. Fue cuando me lo diagnosticaron. Tras el resultado de nuevas exploraciones en Italia decidiremos cómo seguir exactamente", afirmó.

"Espero que todo vaya bien y que pueda curarse rápido. El equipo está al cien por cien con él. Mi lucha por el maillot amarillo serán también una lucha por Ivan. Espero que en dos semanas podamos celebrarlo juntos en París", señaló Contador.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios