El Bayern se quiere instalar entre los ricos

  • El conjunto bávaro cuenta con el respaldo de la sección de fútbol

Son numerosos los clubes que este año debutan en la máxima competición continental, la Euroliga. Pero pocos tienen el nombre del próximo rival del Unicaja, el Bayern Munich. El club bávaro, respaldado por el todopoderoso equipo en la sección de fútbol que lleva el mismo nombre, quiere confirmarse como una de las potencias europeas.

Para ello, el cuadro alemán no ha reparado en gastos. Hace apenas tres temporadas, los de Pesic, sin el entrenador balcánico, estaban en segunda división. Este año, mediante invitación, juegan en la Euroliga. Un salto importante en poco tiempo a lo que tienen que añadir un presupuesto nada desdeñable, entre los ocho y los nueve millones de euros.

En su segundo partido continental ya fue capaz de dar la sorpresa al vencer al Montepaschi de Siena con relativa solvencia y le complicó las cosas al Olympiacos griego.

El club bávaro ha realizado una profunda remodelación de la plantilla para encarar la exigente temporada que tiene. Varios de los componentes de la selección alemana están este año a las órdenes de Pesic, que se hizo cargo del equipo teutón la temporada pasada y los llevó hasta las semifinales del torneo doméstico.

La propia Euroliga ha facilitado el progreso del Bayern Munich. Pocas veces se da una invitación a un club que no consiguió clasificarse para la final de su liga. Sin embargo, el fuerte apoyo con el que cuenta el equipo alemán ayudó a la decisión.

Es un rival difícil a pesar de su inexperiencia en estas lides, aunque no así de su técnico y algunos de sus jugadores. Entre los más destacados se encuentra Malcolm Delaney, que puso en vilo al público griego fallando un triple en los últimos seguidos que hubiese supuesto la prórroga.

El hecho de tener la estructura del equipo de fútbol detrás da mayor solidez al nuevo proyecto. El Bayern es uno de los clubes más poderosos del panorama europeo y busca serlo también en el deporte de la canasta.

Contar con Pesic en el banquillo, que también es el seleccionador de Alemania, le da un plus de credibilidad a los teutones. El técnico serbio es uno de los más laureados del continente europeo y consiguió la Euroliga con el Barcelona en el 2003, en el triplete que firmaron.

Otro viejo conocido del panorama español también está en el conjunto alemán. Se trata del escolta Nihad Djedovic, quien estuviera en el Barcelona y cedido en el Obradoiro. El bosnio es uno de los hombres de confianza principales del técnico y le está respondiendo. Djedovic ya acumula varios años de experiencia en la máxima competición europea.

Por dentro han fichado a una de las sensaciones de la pasada Eurocup, el corpulento pívot John Bryant. El norteamericano, a pesar de medir 2.08 metros, puede tirar sin problemas desde más allá de cuatro metros.

En la época en la que los clubes turcos y rusos dominan el mercado, el que salga un nuevo club, aunque respaldado por la sección de fútbol, a colarse entre los mejores hace de este conjunto un nuevo cuadro al que seguir la estela y que, pasados los primeros partidos, tiene el reto de pasar al Top 16 un paso más cerca. Un equipo peligroso con mucha hambre y que promete poner las cosas difíciles a los ya veteranos en la competición europea como el Unicaja.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios