Bendito relevo en el banquillo

  • Racing, Zaragoza y Almería viven días de luz desde que Portugal, Gay y Lillo tomaron sus riendas · Quique hace soñar al Atlético; Gorosito, Garrido y Onésimo, en faena

El cambio de entrenador suele ser síntoma de que la planificación deportiva de una entidad es errónea. En bastantes casos, incluso, el técnico cae sin que los dirigentes hayan perdido la confianza en él por la imposibilidad de reestructurar la plantilla con la competición ya metida en faena. Y, quizá por eso, el relevo del entrenador no es efectivo y los equipos que descienden o no alcanzan sus objetivos acaban el curso habiendo tenido a más de un entrenador en nómina.

Empero, esta temporada asoma una trayectoria divergente. A la fecha, siete equipos han optado por el relevo en sus banquillos y los nuevos entrenadores -si se exceptúa a Garrido y Onésimo, quienes apenas debutaron- han mejorado las prestaciones de los anteriores.

portugal y lillo

El caso más significativo es el Racing. Miguel Ángel Portugal retomó las riendas de un banquillo que conoce como pocos en la jornada 11. El equipo, con Mandiá, estaba al borde del descenso y sólo había ganado un partido en diez jornadas. Con el burgalés, ha logrado 5 victorias y 3 empates en 11 encuentros y, además, el santanderino se ha convertido en el tercer equipo menos goleado de Primera, con sólo 9 tantos encajados, por detrás de Barça (4) y Madrid (5).

La metamorfosis es radical y, además, el equipo ha lanzado al estrellato al joven Canales. Del corte de Julen Guerrero o el Niño Torres, Sergio, que la semana próxima cumplirá 19 años, se ha convertido en el nuevo ídolo de las jovencitas y su angelical figura camina paralela a los éxitos deportivos que va cosechando con su equipo.

En mitad de la tabla, fuera de sustos, el ejemplo del Racing es seguido por el Almería. En sólo seis jornadas, el otrora charlatán Juanma Lillo demuestra que el oficio de su chándal sigue vigente y ha mejorado las prestaciones de Hugo Sánchez. Los rojiblancos, hace seis jornadas, vivían a sólo un punto de la zona de descenso -hoy están ya a cuatro- y habían encajado 26 goles en 15 partidos. Con el tolosarra, otrora adalid del toque y el fútbol ofensivo, el Almería sólo ha perdido un partido de seis -en Nervión merced a un gol regalado por Acasiete- y encajado 5 goles. "No vengo a vender nada. Nuestro mensaje tienen que ser nuestros hechos, no nuestras palabras. Los entrenadores, a veces, pecamos de vanidosos, y yo no quiero caer en ello", fue su idea al llegar. A la fecha, cumple, y la remontada del domingo ante el Sporting (3-1) le otorga aún más crédito a este otro Lillo, maduro y sensato, que por fin empieza a saborear las mieles del éxito.

gay despeja dudas

José Aurelio Gay lo ha tenido más complicado que los anteriores. Cogió las riendas de un equipo roto que de la mano de Marcelino navegaba por las procelosas aguas del descenso y era el más goleado, con 29 tantos encajados. La interinidad siempre planeó sobre su cabeza y sólo la victoria del domingo frente al Sevilla, que ha sacado al Zaragoza de las tres últimas plazas, lo ha refrendado mínimamente.

Hasta siete futbolistas llegaron en el mercado de invierno y ha tenido la misión de ensamblar un equipo en tiempo récord. Encima, le tocó debutar en el Bernabéu y perdió 6-0. Desde entonces, el cuadro maño encaja los mismos goles que marca (8) y gana, empata y pierde por igual (2 partidos). Con ese equilibrio, en el club se aprietan hoy las tuercas para vencer el domingo en Valladolid y ver el descenso, quizá, a cinco puntos.

quique flores

No ha logrado hacer del Atlético de Madrid un buen equipo, pero, al menos, desde su aterrizaje el fantasma del descenso se ha esfumado y los rojiblancos se bandean en las medianías de la tabla. Vivos en la Europa League y con un pie en la final de la Copa del Rey, Quique Flores aún puede alcanzar éxitos esta temporada con un equipo que tendrá muy complicado, eso sí, repetir en Europa el curso próximo.

recién llegados

El Xerez es otro desde la llegada del argentino Néstor Gorosito hace tres jornadas. Ha ganado al Mallorca (2-1), pero en su debut frente a Osasuna (1-2) y en San Mamés (3-2) ofreció también una imagen que dista de aquella taciturna que acompañaba al Cuco Ziganda. El objetivo, a nueve puntos, no está perdido del todo.

Necesitan un margen de tiempo Juan Carlos Garrido y Onésimo, quienes perdieron el fin de semana en su debut. Pero tanto Villarreal como Valladolid se consuelan, mientras, en la seguridad de que Valverde y Mendilíbar habían dicho ya su última palabra. Además, los antecedentes en otros banquillos invitan al optimismo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios