Benzema cotiza al alza

  • El francés gana enteros para Mourinho mientras que Kaká no termina de carburar

Bastó el primer partido del año para comprobar dos realidades bien diferentes que ahora vive el Real Madrid: mientras las acciones de Karim Benzema siguen subiendo, las de Kaká están cayendo en picado.

El conjunto blanco hizo el martes un ejercicio de épica para ganar 3-2 al Málaga en la Copa del Rey, con el francés como gran protagonista. Su entrada en la segunda parte revolucionó a su equipo, que remontó dos tantos adversos.

La prensa madrileña elogia estos días únicamente al ex del Lyon, autor del último gol y de buena parte de las jugadas más brillantes del choque que el madrid jugó ante uno de los antiguos entrenadores del conjunto madrileño, Manuel Pellegrini.

"Benzema se encargó personalmente de triturar a la zaga del Málaga. Bordó su actuación con el tercer gol, el que dio la ventaja definitiva al Real Madrid. Sin embargo, ese tanto, por importante que sea en la eliminatoria, no dice ni la mitad de lo que significó el delantero francés en el encuentro", explicó Marca.

El delantero francés mantuvo su silueta estilizada a pesar de los rigores de las Navidades. Si hace un año se le veía pasado de peso, no se puede decir lo mismo en estos momentos. Algo que Mourinho tuvo muy en cuenta tras la valoración del choque.

También mantiene su inspiración y su capacidad de asociación. Tanto es así que cabe reabrir un viejo debate que tantas páginas de periódicos y temas de conversación llenó en su momento ¿Pueden jugar juntos Benzema e Higuaín?

Hasta ahora, el técnico luso se vino mostrando contrario a manejar esta idea, pero la realidad es que el argentino y el francés se están mezclando bien, poniendo muy difícil las decisiones del portugués.

Así pudo comprobarse en el bonito tercer gol ante el Málaga, cuando Higuaín cedió de tacón para que Benzema ajustara el balón junto a un palo. Además, ambos futbolistas mantienen una excelente relación fuera del campo. Otro plus para su entrenador, evitando rivalidades.

Pero no todo es optimismo en el Real Madrid y la otra cara de la moneda aparece en la figura de Kaká.

El brasileño volvió a completar otra actuación decepcionante y fue retirado al descanso, después de que su peso en el partido fuera insignificante.

Y todo esto después de que volviera a hablarse de una posible salida del jugador, coincidiendo con la reapertura del plazo para fichar, y con el París Saint Germain como eventual destino, después de que el técnico del equipo parisino, Carlo Ancelotti mostrase su predilección por Kaká, al que ya tuvo a sus órdenes en el Milán.

Sorprendió que la pasada semana Iker Casillas anunciara en su Facebook: "Kaká se queda". Lo que pareció una forma de reconocer que en algún momento existió la posibilidad de que el brasileño se fuera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios