Bianchi, siempre en el recuerdo de todos

Los pilotos y las escuderías que participan en el Gran Premio de Hungría llevaron mensajes en memoria del francés Jules Bianchi, fallecido el pasado sábado.

El piloto galo, de 25 años, sufrió un brutal accidente el pasado mes de octubre en el circuito de Suzuka, durante el Gran Premio de Japón, que lo mantuvo en coma hasta el pasado sábado 18 de julio, cuando falleció en Niza (Francia), donde se encontraba después de ser trasladado allí en noviembre desde un hospital de Yokkaichi en el que había permanecido durante las semanas posteriores al trágico percance.

El talentoso Bianchi, que el año pasado había logrado la proeza de sumar dos puntos en el Gran Premio de Mónaco a bordo de un Marussia (el monoplaza más flojo de la parrilla), sufrió en su accidente de Suzuka un impacto de 254 puntos de fuerza G, según se informó las pasadas horas, por lo que nunca llegó a salir del coma en el que se encontraba cuando falleció.

El francés, cuyo funeral y entierro tuvo lugar en Niza el pasado martes, ya fue recordado durante la rueda de prensa oficial de la FIA de este jueves en el Hungaroring y en su memoria se guardará un minuto de silencio antes de la carrera del domingo.

Su número, el 17, será retirado y no se volverá a utilizar en Fórmula 1. Durante el fin de semana los que fueron sus compañeros lo tuvieron siempre en el recuerdo, algunos de ellos con brazaletes negros o mensajes en sus cascos y monoplazas alusivos al francés del tipo de "Ciao, Jules" o "Jules en nuestros corazones" o "#JB17".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios