Bolt, bajo control

  • El jamaicano calca la marca para ganar semifinal y final de la reunión de Londres, deslucida por la lluvia

Usain Bolt, plusmarquista mundial de 100, 200 y 4x100, regresó ayer a la competición en Londres, dentro de la Liga de Diamante, y lo hizo con victoria en el hectómetro con una marca de 9,87 y bajo la lluvia. El jamaicano, que causó baja en las reuniones de Lausana y París por unos problemas en el sacroilíaco, volvió a las pistas en el Estadio Olímpico londinense que le vio ganar tres oros en los Juegos de 2012. Bolt no había sido capaz de bajar de 10 segundos en esta campaña (tenía 10,12 como mejor registro). Se impuso primero en su semifinal con 9,87 y viento en contra de 1,2 m/s, en una carrera delicada por la lluvia y el frío y en la que tuvo que remontar para acabar doblegando al estadounidense Michael Rodgers (9,92).

La otra semifinal se la llevó su compatriota Kemar Bailey-Cole con 10,02, por delante del francés Jimmy Vicaut (10,05). Posteriormente, en la final, Bolt se impuso con la misma marca de 9,87 y esta vez con viento desfavorable de 0,8 m/s. Igual que en la semifinal, el caribeño tuvo que remontar tras una mala arrancada. Venció por delante de Rodgers (9,90), que corrió en 9,88 en Madrid, y Bailey-Cole, que con 9,92 logró su mejor marca personal. La mejor marca de la presente campaña sigue en poder del estadounidense Justin Gastlin: 9,74 el 15 de mayo en Doha.

El británico Mo Farah, doble campeón olímpico de 5.000 y 10.000, se adjudicó los 3.000 metros con la mejor marca mundial de la temporada: 7.34,66. Hasta ahora el mejor registro de 2015 estaba en poder del keniano Caleb Ndiku desde el pasado 17 de julio en Mónaco con 7.35,13.

Después de quedar cuarto en Mónaco en 1.500 (3.28,93), donde rozó su propio récord de Europa de la distancia (3.28,81), Farah se impuso ayer con autoridad en los 3.000 por delante del marroquí Othmane El Goumri (7.36,71, mejor marca personal) y el keniano Emmanuel Kipsang (7.37,05).

En 110 vallas, triunfó el estadounidense Jason Rochardson, subcampeón olímpico en 2012 y campeón mundial en 2011, con 13,19, mientras que el cubano Orlando Ortega, que ayer recibió la nacionalidad española, terminó quinto con 13,32.

En la altura masculina hubo doblete italiano con Marco Fassinotti primero con 2,31 y Gianmarco Tamberi segundo con 2,28. El podio lo completó el favorito, el qatarí Mutaz Essa Barshim, con 2,28. En 200 metros se impuso, con mejor marca personal (20,05), el británico Zharnel Hughes con la tercera mejor marca de la historia para un atleta de su país en la distancia. Batió al estadounidense Dedric Dukes (20,14) y al sudafricano Anaso Jobodwana (20,20), respectivamente.

La estadounidense Natasha Hastings cantó victoria en 400 femeninos con un tiempo de 50,24, mejor marca de la temporada. Superó a su compatriota Francena McCorory y a la jamaicana Stephenie Ann McPherson. La estadounidense Jasmin Stowers regresó a la senda del triunfo al ganar en 100 vallas con 12,47 -nuevo récord de al reunión londinense-; la checa Zuzana Hejnova ganó en 400 vallas en 53,99; la británica Laura Weightman fue la mejor en el 1.500 con 4.06,09, y la kazaja Olga Rypakova, en triple con 14,33.

La lluvia obligó a aplazar a hoy la prueba masculina de pértiga, con Renaud Lavillenie, plusmarquista mundial, como atracción.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios