'Top 16'

Buen ensayo con mal final (85-65)

  • El Unicaja completa un gran tramo de primer tiempo, con los secundarios en pista, y exige un buen Madrid. En la segunda parte llegó el clásico hundimiento y la amplia victoria blanca.

Los mecanismos de la mente funcionan de aquella manera. Se realizan muchos estudios, pero la cabeza siempre está más allá, siempre existe una dimensión insondable que escapa al entendimiento. Sea por la resaca copera del Madrid o por la ausencia de presión de un Unicaja ya eliminado de la Euroliga, el equipo malagueño completó medio tiempo notable, lo mejor de este equipo desde aquel fatídico 19 de enero, cuando Mirotic le arrebató el alma. Después, cuando el Madrid se tornó serio, se vio con agua al cuello y llegaron las complicaciones, el Unicaja volvió a ser un equipo endeble, frágil, una máquina de perder balones. No dejó de ser un ensayo en términos cajistas, que empezó bien pero acabó (86-65) con la clásica tunda del último mes y medio. No se lo tomó a chufla el Unicaja, es de agradecer que fuera digno, tanto ha bajado el listón. El marcador descorazona, por más que el partido, con mayúsculas, sea el del domingo ante el Valencia. Aun así, quedaron matices para analizar y valorar.

El Unicaja compareció sin el griposo Freeland, que ayer se levantó enfermo y se quedó en la habituación del hotel, y sin Garbajosa, con problemas en una rodilla. Como aquel amnésico que recupera la memoria de un golpe, el Unicaja vio al Madrid enfrente y se acordó de que sabe jugar al baloncesto. 20 minutos, eso sí. Siendo generosos, 25. Cuando vinieron los problemas, regreso al caos y la imprecisión. Despojado de presión, con protagonismo para Lima, Peric, Sinanovic o Abrines, un Unicaja de perfil más bajo tuteó al flamante campeón de la Copa del Rey en un buen primer tiempo, en el que sólo al final bajó el nivel. Mandaba por 10 (27-37) antes de que Mirotic enganchara al Madrid con tres triples para apaciguar los ánimos. 

Sin nada en juego desde el punto de vista del resultado, Chus Mateo lo tomó como una prueba más, como un ensayo de calidad para probar sistemas y jugadores. Durante la mayor parte del partido dispuso una zona 2-3, quizá retando a la estadística tras el tremendo acierto del Madrid en el último partido, la final del Sant Jordi. En un parpadeo, 3-14 para el Unicaja, con Fitch de líder, al comando. Pero ya se sabe lo que es el escolta de Columbus, generó juego y anotó y en la segunda parte amasó demasiado la bola. Quizá la mejor noticia fue la actuación de Lima, que salió titular y supo aprovecharlo, con 12 puntos, siete rebotes y dos tapones, más su actividad en los dos aros. Sin faltar algunas imprecisiones. También Sinanovic volvió a ser jugador, Peric recibió minutos como cuatro ante las faltas de Zoric y las ausencia. Y Abrines dejó destellos y cogió minutos de vuelo en la élite. Significativo que entrara en la rotación antes que Berni Rodríguez. En ese panorama, el Madrid no metía y el Unicaja incomodaba, antes de la irrupción de Mirotic para equilibrar (41-41).

El equipo del segundo tiempo sonó más, fue más parecido a lo que se ha visto recientemente. Desarbolado, sin mucha capacidad para desbordar, generar ventajas y anotar, el Madrid gobernó el duelo de forma más plácida en cuanto tomó el mando. Al final del tercer cuarto,  el Unicaja aún resistía (59-53), antes del desplome final, con Fitch y Rowland acelerados en el sentido negativo. Un par de tapones de Peric y Darden fueron espectaculares, un par de continuaciones de Lima acabadas en canasta, también... Pero aquello no era más que un entrenamiento competitivo. El Valencia medirá con mayor fiabilidad el estado real de un Unicaja necesitado de confianza, de victorias, de buen baloncesto. Algo que hoy, desgraciadamente, no tiene.

Ficha Técnica:

Resultado : REAL MADRID, 86 - UNICAJA, 65.

Equipos

Real Madrid: Llull (15), Suárez (6), Singler (4), Tomic (2), Mirotic (18) --quinteto inicial-- Rodríguez (6), Reyes (7), Begic (2), Pocius (6), Carroll (13), Velickovic (4), Sanz (3). 

Unicaja: Rowland (5), Fitch (15), Lima (12), Darden (4), Zoric (2) --quinteto inicial-- Valters (3), Peric (11), Sinanovic (5), Abrines (1), Rodríguez (7).

Parciales:  14-22, 27-19, 18-12, 27-12.

Árbitros: Ilija Belosevic (SER), Sreten Radovic (CRO) y Panagiotis Anastopoulos (GRE).

Pabellón: Palacio de Deportes. 7.342 espectadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios