Liga de Campeones

CSKA-Sevilla (1-1): Empate con goles, un paso al frente

  • El Sevilla arranca un resultado favorable en Moscú después de no merecer más y tener así la opción de resolver en el Pizjuán.

Comentarios 41

El Sevilla tendrá la opción de meterse en cuartos de final de la Liga de Campeones, ahí es nada, en el Sánchez-Pizjuán después de arrancar un empate, con goles, en la gélida Moscú después de aprovechar un error garrafal del portero del CSKA y sufrir a ratos hasta considerar óptimo el empate logrado en el Luzhniki.

La falta de determinación del Sevilla para sentenciar la eliminatoria no dio para más que para un empate a domicilio que en Europa siempre es un paso al frente y así debe ser considerado, por mucho que fue el Sevilla quien pareció estar en pretemporada y no un CSKA (léase Cheska) bastante trabajado y con los recursos justos, ni más ni menos, para complicar la existencia al favorito en la eliminatoria.

Hasta entonces, hasta que se resuelva todo en Nervión, pasarán veinte días por el calendario expandido que ha planteado la Uefa para esta edición del torneo que permitirán al CSKA ponerse a tono (lejos de los rigores del invierno ruso) y al Sevilla tomar conciencia de una ocasión histórica que en su estadio, virginal en Europa, no debe dejar pasar por segunda vez tras esos penaltis ante el Fenerbahce hace dos años tras ir ganando 2-0 en el minuto 10 de la vuelta en el Pizjuán.

Es un Sevilla que no logra tener el control del partido más que en el tramo que va de su afortunado y valioso gol hasta el descanso, pues el CSKA le dio al juego la velocidad que permitía el castigado césped y puso todos sus recursos –más escasos que los del Sevilla pero nada despreciables– para no llegar tocado a la vuelta. Pero es un Sevilla que, sin crear peligro, concedió poco y guardó la ropa, como debe ser en un torneo así por mucho que quepa exigirle algo más. Porque siempre se le va a exigir más...

El achuchón inicial ruso no fue para tanto y el Sevilla empezaba a jugar con menos agobios cuando un centro de Navas fue acompañado por un mal cálculo del portero Akinfeev y la falta de reacción de los gemelos Berezutsky que necesitaba Negredo para empujar a gol y catapultar al Sevilla mediado el primer acto.

Con todos los frentes abiertos, Liga, Copa, Copa de Europa, el Sevilla no fue capaz de apretar para forzar un poco más al CSKA y noquearlo quizás definitivamente. Los rusos se recompusieron y desde luego no dieron la impresión de atravesar por un momento físico visiblemente inferior al Sevilla, máxime cuando Zokora y Romaric no consiguieron cerrar el pasillo central y la desconexión entre Negredo y la medular se fue acrecentando con los minutos.

Escaso sufrimiento, para qué negarlo, pero dominio ruso que obtuvo premio de la manera más sorprendente, con un lanzamiento desde lejísimos de Mark González que cogió por sorpresa a Palop. Ni demasiado fuerte, ni demasiado colocado, y por supuesto demasiado lejos para superar así como así al portero del Sevilla, que aún tuvo tiempo de salvar un buen porcentaje de la eliminatoria en un mano a mano con Mamaev, que recortó a Fazio y encaró a Palop con total comodidad. 1-1, objetivo cumplido, no perder y marcar fuera. No se le podía pedir mucho más al Sevilla cuando jamás se encontró cómodo en unas condiciones en las que nadie puede hacerlo.

Ficha técnica: 

CSKA Moscú, 1: Akinfeyev; Alexey Berezutsky, Sergey Ignashevich,  Vasily Berezutsky, Shennikov; Krasic, Aldonin, Honda (Mamaev, 83'), Semberas, Mark González; y Necid.

Sevilla FC, 1: Palop; Stankevicius, Fazio, Escudé, Fernando Navarro; Zokora, Romaric; Jesús Navas, Renato (Acosta, 89'), Adriano (Perotti, 59'); y Negredo (Kanoute, 77').

Árbitro: Félix Brych (alemán). Mostró amarillas a Aldonin, Honda y Mark González.

Goles: 0-1 (25') Negredo aprovecha un error del portero local en un centro de Jesús Navas para empujar a gol

1-1 (66') Mark González sorprende a Palop con un disparo lejano.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la ida de octavos de final de la Liga de Campeones disputado en el estadio Luzhniki de Moscú ante unos 25.000 espectadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios