El CSKA acaba con la racha de victorias europeas del Tau

El Tau Cerámica puso punto y final a su racha de casi tres años consecutivos venciendo en el Buesa Arena después de perder ante el CSKA Moscú (76-85), vigente subcampeón de la Euroliga, en la sexta jornada de competición, que puso de manifiesto el potencial con el que cuenta, a pesar de jugar sin Papaloukas, Siskauskas y Savrasenko, todos baja por lesión.

La ausencia de estos pilares moscovitas no impidió que los de Ettore Messina salieran al cien por cien, y machacaran a un Tau, irreconocible por momentos. La aportación de Andersen y Langdon (23 puntos cada uno) y la electricidad de Holden, clave con dos triples en el tercer cuarto, fueron el argumento ruso para encaramarse a la primera plaza del grupo A.

El actual subcampeón del Viejo Continente no dio opción a los españoles en el primer asalto (13-25), ni tampoco en el segundo capítulo del encuentro, donde el Tau se recuperó merced a los arreones de Pablo Prigioni, que con un triple quiso tirar de los suyos para comenzar la remontada, aunque sin llegar a lograr la empresa. En realidad, la reacción local llegó tras el descanso de la mano de Zoran Planinic. El base balcánico fue el artífice de un parcial de 6-0 y se echó el equipo a la espalda para acabar con la hegemonía rusa, que siguió sin echar de menos a Papaloukas.

Precisamente porque apareció Holden. El director estadounidense -nacionalizado ruso- emergió con dos triples estratosféricos para volver a tumbar las esperanzas locales y comenzar a hacer realidad la victoria en Vitoria. El Tau no pudo evitar una derrota histórica, que otorga, una vez más, una candidatura sólida a los rusos, que son favoritos a regresar a España el próximo mes de mayo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios