Cabezas, para el Barça

  • El base malagueño empezó el miércoles a trotar y sus esfuerzos se encaminan a jugar ante los culés

No completaron un mal partido Bojan Popovic y Terrel Castle contra el CSKA, al contrario. Pero el Unicaja sigue esperando con expectación la recuperación de Carlos Cabezas, que empieza a arrancar la moto, gripada durante unas semanas después de que sobre el parqué del Buesa Arena se rompiera el vasto interno del muslo izquierdo. "De tres a cuatro semanas", fue el diagnóstico inicial del cuerpo médico. La rotura se reveló como muy seria. El miércoles empezó el campeón del mundo a trotar levemente. Ayer subió hasta los 10 minutos de carrera continua. Las molestias desaparecen, el importante hematoma en la zona ya es casi historia y la vista del base malagueño se fija en el trascendental encuentro del próximo miércoles ante el Barcelona.

La idea es que el próximo lunes Cabezas puede ejercitarse ya, aunque no sea a tiempo completo, con el resto de sus compañeros. Su presencia en el partido del próximo domingo ante el CB Granada está descartada, aunque es posible que se vista con el chándal del equipo para, como sucediera en Mahón, rellenar los cupos de nacionales. Si no, lo haría Alfonso Sánchez.

La parte positiva de este tiempo de convalecencia para Carlos Cabezas ha sido que el jugador malagueño ha podido recuperarse también de los problemas de espalda y de una tendinitis en una rodilla que le habían aquejado como consecuencia de la acumulación de minutos. El miércoles puede ser un factor trascendental.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios