Cabezas está en Moscú, pero puede ir a Italia

  • Si el Khimki le indemniza para romper el año de contrato, Armani Jeans y Lottomatica le vigilan

Comentarios 5

Carlos Cabezas aterrizó ayer en Moscú tras pasar el grueso de sus vacaciones en Málaga. Está allí, parece, de paso. Scariolo, que le convenció el año pasado para embarcarse en el proyecto del Khimki, no cuenta con él y toca negociar la rescisión del año de contrato que le queda al base malagueño, a razón de un millón de euros. El club ruso pretendía que el jugador ni siquiera viajara y, de hecho, ha retrasado la gestión del visado. Finalmente, ha accedido. Las posturas ahora mismo están algo distantes, pero las dos partes están condenadas a entenderse.

El propósito de Cabezas es no perder dinero. Es decir, que entre la indemnización del Khimki y la ficha que vaya a percibir en su nuevo club sume lo que los rusos tienen firmado. Hay que recordar que los derechos del base en España siguen perteneciendo al Unicaja, desde que el año pasado lo sometiera al derecho de tanteo. No obstante, no hay interés consumado de ningún equipo de la ACB.

Sí llegan desde Italia cantos de sirena para Cabezas. Dos equipos de Euroliga, el Armani Jeans Milano y el Lottomatica Roma, tiene en su agenda al malagueño. En cuanto se desvincule del Khimki podría fichar por uno de los dos. Se da la circunstancia de que el equipo de la capital italiana está encuadrado en el mismo grupo que el Unicaja en el Grupo B de la Euroliga, por lo que podría producirse un hasta ahora inédito regreso al Carpena del jugador con una camiseta distinta a la del club de su vida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios