Camacho pasa otra vez por el quirófano hoy

  • Ante los problemas en la vuelta al trabajo, todas las partes han convenido que es lo mejor para recuperarle

Las malas noticias que trasladaba Javi Gracia sobre el estado físico de Ignacio Camacho el pasado viernes tuvieron ayer una negativa confirmación: el jugador tendrá que volver a pasar por el quirófano para someterse a una revisión de la pubalgia a la que fue sometido el pasado mes de marzo y que le dio la lata durante prácticamente toda la segunda vuelta. El hecho de que sea hoy mismo cuando se produzca la intervención deja claro lo mal que se encontraba el centrocampista maño.

Así que hoy estará en Barcelona, concretamente en el Hospital Quirón, para ponerse en manos del doctor Cugat y reducir a cero las molestias con que ha comenzado la pretemporada. A pesar de que tenga que ser intervenido por segunda vez, esta operación, según fuentes consultadas del club, será menos agresiva que la primera y, en principio, debería permitirle volver a los entrenamientos en un plazo razonable de tiempo para absorber la mayor capacidad de trabajo de base posible y estar a punto para el inicio liguero, que ayer quedó confirmado para el fin de semana del 22 y el 23 de agosto. Al lado de Camacho estará también el jefe de los servicios médicos del Málaga, Juan Carlos Pérez Frías, quien supervisará la intervención en la Ciudad Condal.

Después de que la pasada campaña el tratamiento conservador no funcionara, parecía que su operación de pubalgia en Múnich acabaría definitivamente con sus problemas, más aún viendo que pudo sacar adelante las últimas jornadas ligueras. Sin embargo, como ya le ocurrió las pasadas navidades, el parón en el trabajo no le ha vuelto a sentar nada bien a Camacho, quien tuvo que resignarse a esta revisión quirúrgica porque las molestias que estaba sintiendo eran muy parecidas a las que le llevaron a ser operado hace unos meses.

Aunque si todo va bien será uno más para la Liga, el centrocampista zaragozano se perderá la mayor carga de trabajo de la pretemporada. No obstante, su buen fondo físico le permitirá acortar plazos. Las lesiones nunca tienen nada positivo, aunque esta intervención podría suponer prácticamente de manera definitivamente su continuidad en la plantilla para la próxima temporada. De hecho, a raíz de su lesión el curso anterior los dirigentes notaron cómo el volumen de llamadas y proposiciones por el medio centro descendían de manera notable, tanto que se daba por hecho que continuaría en Martiricos pese a todos los rumores en torno a su venta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios