Cambio de estilo y victoria

El Valladolid recurrió al pragmatismo para frenar al Villarreal en un partido inteligente, con menos ímpetu de lo habitual por parte de los vallisoletanos, que cambiaron su libro de estilo y supieron materializar su dominio con sendos goles de Llorente y Víctor. La atracción local era Sergio Asenjo (18 años), un portero que debutaba en liga y que sigue los pasos de Iker Casillas.

Bajo el 4-4-2 habitual, con Senna y Bruno como pivotes, el Villarreal no eludió la pelea, pero tampoco planteó inicialmente un partido de ida y vuelta. Con una pinta muy similar salió el Valladolid.

El equipo de Mendilíbar tenía la consigna de jugar con paciencia y eso hizo, dominó el partido, movió el balón y buscó los huecos, hasta que Llorente aprovechó un centro de Sisi para inaugurar el marcador.

Pellegrini recurrió a Santi Cazorla para abrir el campo tras el descanso, quitó a Bruno y puso al francés Pirés junto al omnipresente Marcos Senna. El equipo castellonense comenzó a amenazar de verdad, aunque el Valladolid supo defenderse hasta que Víctor decantó el partido, asestando el golpe definitivo al equipo al que ayudó a crecer.

Tal vez el Villarreal, que aún pudo encajar otro gol, esperaba otra cosa, pero se encontró a un rival que decidió cambiar de catecismo y aguantó bien el resultado hasta el final, algo que hasta ayer no sabía hacer.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios