El Celta anula al Eibar

  • Los de Mendilibar, de más a menos, pagaron su falta de acierto

Un gol de Iago Aspas en el arranque del segundo tiempo y otro de Maxi Gómez permitieron al Celta reencontrarse con la victoria ante el Eibar, que pagó caro su falta de efectividad en el primer tiempo, ya que a raíz del tanto celeste desapareció del campo.

Salió dormido el Celta, sin respuesta a la asfixiante presión del Eibar en la zona de creación. El equipo armero disfrutó de la primera ocasión clara, un remate de Jordán al que respondió Rubén Blanco. Y reaccionó el Celta con un disparo de Pione Sisto y un pase entre líneas de Aspas para Maxi Gómez, que atrapó Dmitrovic.

No estaba cómodo el Celta y el Eibar le hacía daño cada vez que pisaba su área. Paulo rozó el gol con un cabezazo que salió ligeramente desviado, aunque la oportunidad más clara la tuvo Inui al filo del descanso con un en el área pequeña que se le fue alto.

Unzué movió ficha en el descanso. Dejó en el vestuario a Pione Sisto y metió a Emre Mor, activo y desequilibrante desde el arranque. Entre él y Jonny crearon la jugada que finalizó Aspas, con un sutil toque, para batir a Dmitrovic.

El tanto hizo mucho daño al equipo de Mendilibar, que perdió protagonismo en el centro del campo y casi ni llegó al área rival.

Fue un querer y no poder del Eibar, al que el Celta golpeó de nuevo en la recta final, después de una carrera de Hugo Mallo por la banda derecha que finalizó con un potente disparo Maxi Gómez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios