Para Chile y Venezuela

  • Los duelos Bielsa-Pellegrini y Amorebieta-Rondón harán que el encuentro tenga mucha resonancia en Suramérica

No hace ni un mes, a través de estas páginas podía pulsarse la onda expansiva del enfrentamiento entre el Málaga y el Barcelona en Chile. Alexis, el niño maravilla, el futbolista emergente de ese modesto país futbolístico, visitaba al Ingeniero Pellegrini, el que llenaba páginas y minutos de radio y televisión como técnico del Real Madrid. Entonces los chilenos se vistieron de azulgrana y festejaron el 1-2 que firmaba su ídolo. Hoy vivirán un duelo similar, esta vez entre banquillos. Pero no sólo ellos estarán pendientes del Athletic-Málaga. Venezuela se fijará más en el Amorebieta-Rondón, dos de sus habituales en la selección, dos que tiran del carro de la vinotinto.

De nuevo Pellegrini tiene las de perder ante sus paisanos. El pasado reciente del Loco como seleccionador nacional y el actual fútbol del Athletic, flamante finalista de Copa del Rey, le sigue teniendo en boga entre los chilenos pese a ser argentino. Tiempo atrás en los medios de allí se dejó entrever cierto celo del malaguista hacia el rojiblanco por desear su puesto en Chile; por eso ayer varios medios digitales y algunas ediciones web de periódicos destacaban las buenas palabras del blanquiazul a su par: "Marcelo ha dado su sello a Bilbao, un equipo que tradicionalmente jugaba de otra manera, un equipo que siempre ha sido muy competitivo y va a ser un rival muy difícil ante un técnico que está muy convencido de lo que hace".

Paralelamente a su gran temporada con el Málaga el año pasado, Rondón se fue afianzando como habitual de la delantera venezolana. Sus goles se esperaban como agua de mayo para avanzar en la Copa América, en la que subieron su listón histórico de avance hasta las semifinales (cayó por penaltis ante Paraguay), y ahora se aguarda lo mismo en la fase de clasificación para el Mundial de Brasil. Amorebieta es héroe nacional desde que un buen tanto suyo tumbó a Argentina en dichos encuentros. "Me siento orgulloso de representar a mi país y no me arrepiento de no haber elegido a España", dice habitualmente cuando se le inquiere sobre su doble nacionalidad. Por si fuera poco atractivo el hecho de que Athletic y Málaga puedan acabar la jornada en posición de Liga de Campeones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios