Cien detenidos e insultos nazis

  • La rivalidad entre polacos y alemanes provocó enfrentamientos y obligó a la Policía a intervenir

Un centenar de hinchas ultras alemanes fueron detenidos ayer en Klagenfurt, donde se disputaba el encuentro Alemania-Polonia. Según fuentes policiales, unos 60 aficionados radicales germanos empezaron a proferir gritos contra los polacos que recordaban la época de los nazis y después se unieron a más manifestantes, hasta que la policía detuvo finalmente a un centenar de hinchas.

Los ultras pronunciaron frases como "todos los polacos deben llevar una estrella amarilla" en alusión al símbolo que fueron obligados a llevar los judíos durante la ocupación nazi en Polonia. Durante el partido, el ambiente también se caldeó enormemente en la milla de los aficionados de Klagenfurt después de que Podolski marcara el primer tanto contra Polonia, cuando alemanes y polacos volvieron a enfrentarse verbalmente. El viernes por la noche ya fueron detenidos otros 29 aficionados de esos dos países en la pequeña ciudad alpina, capital de la región de Carintia, fronteriza con Italia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios