Cita de enemigos íntimos

  • Necesario El Unicaja busca en la pista del Power Electronics Valencia (19:00) un golpe de autoridad que encarrile el pase al 'play off' Mejor Archibald ha viajado con la expedición y hoy podrá jugar

La primera de las tres salidas que debe afrontar el Unicaja en el tramo final de la fase regular lleva esta tarde al equipo malagueño (19:00, Teledeporte) hasta tierra hostil. Valencia se frota los ojos ante una temporada magnífica en la que vuelve a sentirse importante en el baloncesto nacional y europeo. La llegada de Svetislav Pesic en sustitución de Manolo Hussein ha devuelto la felicidad a un equipo y una afición que parecía vivir en estado permanente de enfado. Vuelve a haber confianza en La Fonteta muchos años después de que los Tomasevic, Oberto y Rigaudeau se topasen mediada la primera década del Siglo XXI con el Unicaja de Sergio Scariolo y se iniciara en la ciudad del Turia una difícil travesía por el desierto. El Unicaja tuvo mucha culpa con aquella serie de cuartos de final del play off que les arrebató la Euroliga y aquella semifinal de Copa en Zaragoza. Ambos equipos trazaron desde entonces curvas opuestas y eso, en Valencia, no se olvida.

Hay ganas de revancha en el levante español. Sentimiento reforzado por asuntos de despachos que han enturbiado la relación entre ambos clubes, como la guerra desatada hace dos años con el fichaje de Saúl Blanco o el cambio de tren que realizó el club malagueño para subirse al nuevo proyecto de la Euroliga. Muchas cuitas pendientes hoy sobre el parqué del pabellón de La Fuente de San Luis.

El Unicaja comparece en un buen momento tras ganar seis de sus últimos siete partidos y asentado en la sexta plaza tras la derrota del Estudiantes en Sevilla el pasado Jueves Santo. Esta jornada podría incluso ascender hasta la quinta si su victoria en Valencia llega acompañada de una derrota del Bilbao Basket ante el Fuenlabrada. Pero el recuerdo de San Sebastián está demasiado reciente como para caer en distracciones. En la serie anteriormente citada sólo computa un triunfo a domicilio (Valladolid), por lo que sigue estando en entredicho el rendimiento lejos del Carpena.

La Fonteta se presenta como un escenario ideal para dar un golpe de autoridad que permita mirar definitivamente con descaro el tramo final de Liga. Una pista en la que sólo han ganado en liga Barcelona, Caja Laboral y Estudiantes y un rival que, a día de hoy, se comporta como la única alternativa al dominio de Barça y Real Madrid. Chus Mateo cuenta con el único inconveniente de la gastroenteritis de Robert Archibald. El escocés, que no se ejercitó ni ayer ni el viernes, viajó con la expedición cajista y se espera que pueda jugar al mejorar sus molestias. Un panorama mucho mejor que el de Pesic, que mantiene las bajas de James Augustine y Víctor Claver, ya en el tramo final de su recuperación. Buena ocasión para ver el duelo de dos de los mejores artilleros de la competición, Gerald Fitch y Rafa Martínez, y para ver el comportamiento que la dupla de bases cajistas tiene ante Omar Cook, aunque el norteamericano ha vivido en los últimos días un sonado desencuentro con Pesic y habrá que ver cuál es el rol que el técnico serbio le tiene reservado.

Dos enemigos íntimos frente a frente dispuestos a saldar cuentas pendientes y a pelear por un estatus: el de alternativa al poder en la ACB. De momento, el pulso se tiñe de naranja pero la historia reciente entre ambos está repleta de giros inesperados de última hora. La bandeja salvadora de Zabian Dowdell en los cuartos de final de la campaña pasada es el último ejemplo. El play off sigue esperando a los malagueños.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios