Clemente aplaca el efecto Simeone

El Sporting de Javier Clemente sumó un punto ante un Atlético que fue superior, pero que se encontró con un gran Juan Pablo que evitó la derrota de su equipo, que en el debut del técnico de Baracaldo mostró una cara muy diferente, jugó con intensidad y sin perder la cara en ningún momento a los atléticos, que no obstante mantienen su racha de ocho encuentros sin perder.

Clemente apostó por un centro del campo de contención con Eguren y André Castro, pero con jugadores muy hábiles y rápidos por delante de ellos, tratando de usar esas armas para desarbolar la defensa colchonera sin descuidar a hombres como Falcao o Adrián. Pero una jugada desgraciada propició el 0-1 en una internada de Adrián López que se fue de la defensa por velocidad. Su tiro cruzado fue desviado al fondo de la red por Canella, con Koke situado tras él, que probablemente hubiese podido rematar de no haberla tocado el lateral.

El gol cayó como un jarro de agua fría sobre la afición local, aunque seguía apretando al rival y a Fernández Borbalán, con el que la tomaron tras varias acciones de los atléticos que no fueron sancionadas. Los locales creaban peligro por ambas bandas y, en una internada de Colunga, el balón llegó a Eguren, que controló y batió a Courtois para el empate. Antes del descanso, Diego pudo adelantar de nuevo al Atlético pero su disparo cruzado fue rechazado por Juan Pablo, el héroe de El Molinón. El meta local siguió inspiradísimo en la segunda parte ante el acoso atlético e hizo posible que el Sporting sumara un punto que puede saber a poco dada su delicada situación, pero que da pie a la esperanza al lograrlo ante uno de los equipos más en forma del momento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios