El Clínicas tumba a otro grande

  • El Grupo Begar León sucumbe ante el equipo malagueño, que suma su segunda victoria · Skjoldebrand (17puntos y 5 triples) y Rai López (22 puntos y 8 recuperaciones), apuntillaron al conjunto leonés

Anda el Clínicas contando los días, arrancando papeles del calendario. Está teniendo que hacer frente a un complicado calendario inicial que le está llevando a medirse a los mejores equipos de la categoría. Protagonizó la sorpresa en la primera jornada ante el Tenerife Rural y rozó la proeza en Valladolid, donde se le escapó un partido que tenía ganado. Ayer tocaba visita de otro grande la categoría, el Grupo Begar León, un recién descendido que tiene puestas sus miras en el regreso a la ACB. Y como sucedió con el Tenerife en el debut, claudicó ante la insolente juventud que el equipo malagueño desprende por sus cuatro costados.

Ayer, si cabe, tuvo más mérito, porque el Clínicas tuvo que sobreponerse a un mal segundo cuarto que a punto estuvo de enterrar sus posibilidades. Pero mantuvo la calma, reflexionó en el vestuario y sacó en la reanudación la versión alegre y agresiva que le ha llevado a estar donde está.

El primer cuarto hizo pensar en una nueva demostración del Clínicas. El conjunto leonés intentó calmar el ímpetu local (16-20), pero la aparición en el partido de Rai López cambió el ritmo y varió el decorado. Cinco puntos consecutivos de la joven promesa paleña situó a los axárquicos por delante (21-20). Skjoldebrand y Ernesto Díaz le secundaron en el inicio del segundo cuarto y alcanzaron la máxima renta local (26-21). El León amagaba con ser fagocitado por el frenético ritmo de los malagueños pero reaccionó a tiempo. El neozelandés Bradshaw (15 puntos al descanso) lideró la remontada leonesa y un parcial de 0-10 y otro de 2-12 complicó el panorama sobre manera antes del descanso (36-47).

El equipo de Paco Aurioles no terminaba de encontrar las sensaciones de las dos primeras jornadas y tuvo que esperar a la segunda mitad. Fueron, de nuevo , Rai López y el sueco Jonatahan Skjoldebrandk, que ayer debutaba en el pabellón de Torre de Benagalbón, los que devolvieron a los locales a su modus operandi natural. Rai puso el ritmo y Skjoldebrand la muñeca. Entre ambos se adueñaron del choque y dieron la puntilla en un último cuarto memorable. Los cinco triples que anotaron ambos dejaron al León sin capacidad de reacción (75-69 a falta de 5:18 para el final) y pusieron en bandeja el segundo triunfo de la temporada, los dos ante dos gallos de la LEB Oro. Y todo sin Vitor Faverani, en teoría, el jugador más determinante de los que componen la plantilla. Maravilla pensar lo que este equipo puede llegar a ser metido en una inercia positiva y con un calendario más accesible. De momento, se da a conocer.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios