Competición castiga a Jesús Gámez pero deja sin sanción a Weligton

  • El club apeló a última hora por el central tras hallar nuevas imágenes y confía hoy en Apelación

El Comité de Competición desestimó las alegaciones interpuestas por el Málaga a la segunda amarilla que vio Jesús Gámez contra el Cádiz y que supusieron su expulsión. Sin embargo, sorprendentemente, dejó sin efecto la que vio Weligton, que acarreaba sanción, por lo que el central brasileño sí podrá jugar contra el Granada 74.

En un principio, no estaba previsto que la entidad de Martiricos presentara alegaciones por Weligton. No obstante, ayer, poco antes de que el Comité de Competición se reuniera, los servicios jurídicos del club hallaron unas imágenes en las que se apreciaba que la zancadilla estimada por Caballeros Herreros no era tal. Poco después, los miembros del órgano de la Federación daban la razón al Málaga.

La sanción confirmada a Jesús Gámez no ha anulado las expectativas esperanzadoras en torno a la anulación de la segunda cartulina del lateral fuengiroleño. De hecho, en la directiva se muestran convencidos de que también será de la partida contra el conjunto de Antonio Tapia. En el caso de que hoy el Comité de Apelación desestime el recurso blanquiazul, algo que les sorprendería, se agotará la opción del Comité Español de Disciplina Deportiva (CEDD), pero los servicios jurídicos del Málaga insisten en que creen que no será necesario llegar hasta este extremo.

Dicha situación culminaría una magnífica gestión de la entidad y echaría un gran cable al técnico, Juan Ramón Muñiz, que empezó la semana teniendo que reconstruir la defensa -y, además, con la duda de Helder por un esguince de tobillo- y la puede ver acabada con sus habituales piezas atrás, Jesús Gámez, Helder, Weligton y Rossato, absolutamente disponibles. En contrapartida, Gaitán y Jesule, que se presumían como probables sustitutos de ambos futbolistas, serían los perjudicados por las decisiones adoptadas por los comités.

Por otra parte, el Comité de Competición decidió imponer una sanción de dos partidos al jugador del Granada 74 Aranda. El delantero malagueño tenía abierto un expediente desde la primera jornada, cuando en el Ramón de Carranza devolvió a la grada una botella de agua que le tiraron. En un principio, se hablaba de cuatro partidos de castigo, por lo que la noticia fue bien recibida en el club de Carlos Marsá. No obstante, hoy habrá recurso ante Apelación y agotarán la vía del CEDD si es necesario para obtener la suspensión cautelar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios