Continuidad para Fitch

  • El Unicaja no cambiará su ficha hoy para dársela a Payne · Hasta después de la Copa, al menos, no habrá movimientos salvo problemas físicos · Su crédito no es infinito, pero no hay un ultimátum concreto

El Unicaja regresó ayer a media tarde a Málaga. No fue un viaje especialmente cómodo el de Siena. Dos horas y media de autobús hasta Roma y desde allí un vuelo a la Costa del Sol. Chus Mateo optó por no entrenar ayer para que la plantilla descansara por la tarde. La buena nueva es que no hay lesionados. Y es algo importante porque en viajes anteriores se le temía más al parte médico que a una vara verde. Cierto es que entonces se ganaba con más frecuencia y ahora se acumulan siete derrotas.

La sensación al regreso no era mala. Se había competido durante 30 minutos en la pista de un muy serio candidato a la Final Four. "Se han recuperado algunas sensaciones perdidas", aseguraba Mateo tras el partido. Y sí, el Unicaja se lavó un poco la cara y despertó con mejor rostro, con algo más de vitalidad.

Se mezclaron detalles positivos y negativos, obviamente, pero no pesaron tanto estos últimos. Había focos pendientes en la actuación de Gerald Fitch. El jugador es consciente de que está en entredicho, se ha hablado con él de la situación. Y se vio cara a la luz con el banquillazo del domingo al minuto de empezar el tercer cuarto y con su suplencia en Siena. Fitch captó el mensaje, a tenor de su primer tiempo en el Palaestra. Después bajó algo el nivel, pero fue el máximo anotador (15) y el más valorado (21).

La decisión del Unicaja es mantener, al menos hasta la Copa del Rey, a Fitch en plantilla. La posibilidad de colocar a Payne en su lugar rondó la cabeza de los mentores cajistas, pero hoy no se realizará ningún cambio de ficha en la ACB. Salvo contratiempo físico en el entrenamiento matinal, claro está. Darden, Fitch y Payne es el trío de no europeos en la plantilla y hasta el pasaporte albanés de Fitch, se duda ahora si llegará antes o después de la Copa, hay que elegir. Y se seguirá con el escolta de Columbus. El partido de Payne no fue notorio, pasó desapercibido. Ha acusado el periodo de inactividad, se le infiltró en varias ocasiones en su dedo gordo del pie izquierdo para emplearle en algún partido y no atraviesa su mejor momento físico.

Así que habrá continuidad para Fitch, al menos momentánea. Aunque no tiene patente de corso. Es evidente que la llegada del pasaporte hace más difícil desprenderse de él, daría más alternativas. Pero el club no deja de escrutar el mercado para estar preparado por si hay que dar un paso más si su rendimiento no sube.

"Es un poco especial y tiene una genialidad que no se puede encerrar en una lata y sacarla cuando se quiere", definía Mateo a Fitch, un jugador al que le profesa admiración, tras un recital suyo en la pista del Estudiantes. Es un tipo especial, sí. Pero no por problemático en el vestuario, donde es apreciado y está bastante integrado. Sus decisiones en la pista no siempre son las mejores, últimamente de manera acusada. Su crédito no es infinito , pero no hay fecha de caducidad inmediata para prescindir de él. La versión de Siena con más continuidad despejaría dudas. Pero no será un examen partido a partido, sino a una trayectoria. En este punto, con más oscuros que claros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios