Contraataque de Froome

  • El británico arrebata el liderato a Contador, al que derrotó en el alto de Las Allanadas La diferencia en la general es de sólo un segundo

La victoria final en la Vuelta de Andalucía se decidirá hoy en una reñida etapa. La diferencia entre el nuevo líder de la general, Chris Froome (Sky), y Alberto Contador (Tinkoff) es de sólo un segundo, después de que el primero se impusiera en la cuarta jornada, con inicio en Maracena y final en el puerto de primera categoría de Las Allanadas. Un ataque continuado a 700 metros de la meta permitió a Froome arrebatar el liderato a Contador, que entró segundo a 28 segundos.

El final de la etapa de ayer en tierras jiennenses fue un calco de una victoria de Froome en junio de 2014 en la Dauphiné. Entonces, el líder del Sky quiso demostrar su poderío con un ataque lejano en las rampas finales del Col du Béal. Y, aunque Contador aguantó, el triunfo fue para el inglés, quien desde entonces no celebraba una victoria.

Ayer, en un escenario similar y ante el mismo rival, Froome repitió la maniobra. La prolongación del movimiento del a la postre ganador a 700 metros del final doblegó a Contador. De esta forma, Froome caminó hacia el triunfo ocho meses después y Las Allanadas presenció su resurgir.

La cuarta etapa de la Ruta del Sol estuvo marcada por el frío y la lluvia. Las condiciones climatológicas no amedrentaron a los corredores, que hicieron una primera hora de vértigo a una media de 45,5 kilómetros. Poco después se formó la fuga del día, protagonizada por siete valientes, a quienes se sumaron otros dos. Selvaggi (Tosport) y Geschke (Giant) hicieron su apuesta personal a cincuenta kilómetros. Se escaparon del grupo y llegaron a contar con cuatro minutos a falta de 20 kilómetros.

Pero la dureza de la etapa les pasó factura en las primeras rampas, especialmente a Geschke, cazado por el pelotón a siete kilómetros de la meta. Tiraron del grupo principal los hombres de Sky, capitaneados por Roche y Kennaugh. Tras un primer intento de Paterski (CCC) y Miguel Ángel Rubiano (Team Colombia), Kennaugh se enfrentó en solitario a las mencionadas rampas de Las Allanadas. El empuje del británico terminó por alcanzar a Selvaggi a un kilómetro.

Fue el momento de Froome. Mikel Nieve (Sky) abrió camino con un ataque en el último kilómetro. Poco después, el líder remató la jugada. Un agónico kilómetro final mantuvo expectante a los aficionados. Tanto es así que el ganador no quiso celebrar su triunfo hasta cruzar la meta, sabedor de que todo el tiempo que pudiera arañar era de gran utilidad.

Con un segundo de diferencia entre Froome y Contador, los 170 kilómetros de la etapa final entre Montilla y Alhaurín de la Torre prometen ser emocionantes. El último kilómetro y medio de competición, en ligero ascenso, será el que determine el triunfo en la Vuelta a Andalucía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios