La Copa dispone otro camino empedrado

  • Osasuna será el primer rival; el Real Madrid vendría en octavos de final si sigue adelante

La Copa del Rey se ha convertido en una fábrica de frustraciones por Martiricos. El tren de la alegría que a veces son estas eliminatorias ha parado en un montón de andenes menos en el de los blanquiazules. Los cuartos de final componen la frontera en la época contemporánea. Y esta vez ni siquiera llegarán a ella salvo que los de Schuster hagan una machada. El sorteo celebrado ayer, que engloba tanto el estreno en dieciseisavos de final como el camino a la final, dejó dos malas noticias: no hubo un rival de Segunda para empezar, sino Osasuna, y el Real Madrid sería el próximo enemigo en el supuesto de que ambos apearan a sus respectivos contrincantes (el Olímpic de Xátiva, en el caso de los blancos).

Quedaban cinco supervivientes de la categoría de plata, Jaén, Recreativo, Girona, Las Palmas y Alcorcón, que por los condicionantes del torneo tenían que enfrentarse a uno de superior categoría. Sin embargo, esa suerte fue a parar, respectivamente, para Espanyol, Levante, Getafe, Almería y Granada. Pasada esta primera oportunidad, el objetivo era evitar a los dos peores posibles rivales, Villarreal y Athletic. Al menos quedó ese consuelo.

Será una eliminatoria igualada que tiene un precedente muy cercano en el pasado mes de octubre, cuando los rojillos asaltaron La Rosaleda y vencieron 0-1 después de una primera parte en la que pasaron por encima del Málaga. Precisamente la eliminatoria comenzará aquí y se tendrá que resolver en Pamplona. Ahí entrará en juego una de las novedades de este año, y es que el partido de ida se jugará en fin de semana aprovechando un parón liguero, algo inédito. Será entre el 6 y el 8 de diciembre, mientras que la vuelta se disputará el 18 del mismo mes.

"Va a ser una eliminatoria igualada que vamos a abordar con mucho ilusión. La veo asequible, pero habrá que luchar mucho porque Osasuna en nuestro campo nos ganó. Tendremos que jugar al máximo nivel. Hemos visto que hoy en día la Liga está muy igualada y el factor campo no va a influir. El equipo estando al cien por cien es muy competitivo y tiene posibilidades de pasar. Ojalá, tenemos ilusión de ir a la Copa, es una competición que nos gusta y cada año intentamos llegar lo más lejos posible", fue la valoración oficial del club a través de su director general, Vicente Casado, quien estuvo presente en el sorteo.

Lo mejor y lo peor de superar la eliminatoria estaría en jugar contra el Real Madrid. Una enfrentamiento muy empinado que a la vez supondría hacer una gran caja para el partido en La Rosaleda. Por tercer año consecutivo, el equipo blanquiazul se encontraría de manera temprana con uno de los dos grandes. Lo eliminó en cuartos la pasada campaña el Barcelona por un global de 4-6 (el Madrid esperaba en semifinales); la predecesora, en octavos de final el equipo blanco fue el que lo tumbó (2-4). Eso sí, en ambas el equipo blanquiazul llegó a ponerles en muchos aprietos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios