"Creo que ganaremos bastantes partidos"

  • Cabezas, tercero en asistencias y segundo en robos de la Liga, dice que por ahora "hay que sacar conclusiones positivas" y que fuera de casa " es donde se marca la diferencia"

Se esperaba a un gran Carlos Cabezas con el inicio de la temporada. Por su no renovación en verano y por su pique con el ex seleccionador y ahora técnico cajista. Y el malagueño no se ha hecho esperar: 14 puntos y 4 asistencias en el debut ante el Real Madrid, 12 y 5 en Sevilla y 10 y 5 en la derrota con el Tau. El base es el segundo anotador cajista (12) tras tres jornadas disputadas por detrás de Marcus Haislip y el más valorado del equipo (17,3). Destaca en labores que ya dominaba. Y comienza a brillar en otros aspectos: Es el segundo jugador que más balones roba de toda la ACB (2,67) y el tercero a la hora de repartir asistencias (4,67).

El malagueño comparte sus sensaciones: "Me encuentro bien, he agradecido el verano para descansar y aclarar ideas. Estoy contento porque creo que estoy aportando en mayores facetas. Estoy dando más asistencias y robando más balones. Creo que estoy dando más pasos en mi evolución. En la función de los bases está repartir juego a los compañeros, pero yo también tengo unas características por las que puedo aportar puntos al equipo. El asunto es encontrar el equilibrio entre todo. También el entrenador nos pide lo máximo en defensa y tenemos que entregarnos ahí a tope".

Su protagonismo ha sido elevado y la situación por la que atraviesa el equipo debido a las lesiones le obligan a mantener el nivel. Él cruza los dedos. "Es un poco de mala suerte, la verdad. No es normal que todos los demás malagueños estén lesionados. Soy el único sano ahora mismo y espero aguantar (risas). Yo ya cumplí el cupo con las dos roturas de cuádriceps que tuve la temporada pasada. Estuve dos meses fuera y toco madera para no lesionarme. Estamos en una situación delicada pero habrá que aguantar", reconoce.

Pese a los problemas, el Unicaja ha sido capaz de desplegar un buen juego y de sumar dos contundentes victorias. El Tau, otra vez, cortó la racha, aunque Cabezas confía en que sólo haya sido un mal día: "Los dos partidos ante Madrid y Cajasol fueron muy válidos, ganados por mucha diferencia. Ante el Tau llegamos al minuto final con opciones sin jugar demasiado bien. Creo que hay que sacar conclusiones positivas de este comienzo. Esta semana está siendo importante porque estamos trabajando bastante el aspecto táctico, intentando corregir los fallos ante el Tau y salir adelante. Se trata de conseguir victorias fuera de casa, que es donde se marca la diferencia. Estoy convencido, después de ver al equipo en los primeros partidos y cómo trabajamos, de que vamos a ganar bastantes partidos esta campaña. Ahora se trata de demostrarlo".

La derrota con el Tau dejó la imagen del Cabezas de sangre caliente, espontáneo y guerrillero. Un roce con Prigioni le hizo explotar y Aíto prefirió sentarle en el banco. El base explica lo sucedido: "Son momentos que hay en un partido. No perdí los nervios, simplemente fue un intercambio de opiniones un poco exaltado. Es verdad que en esos momentos me gusta estar en la pista porque me motivo más e igual me enfadé un poco con el cambio, pero no falté al respeto a nadie. El entrenador tiene una filosofía por la que se esté en la pista el tiempo que se esté hay que dar el máximo y dejar paso al compañero. Creo que es muy buena y que tanto ante el Real Madrid como ante el Cajasol mantener ese elevado ritmo de juego nos permitió ganar con comodidad. Y al Tau hubo momentos en los que les creamos muchos problemas. Es cuestión de adaptarnos todos. Mi relación con Aíto es buena. Como él decía, hay que pensar en el presente y en el futuro, de nada vale el pasado. Hablamos bastante, soy consciente de mi situación y la he asumido".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios