Cuestión de concentración y capacidad de sufrimiento

  • Muñiz apela a estos dos aspectos para intentar dar la sorpresa en el Camp Nou · El técnico no se fía de la supuesta crisis del Barça: "Dicen que están atravesando su peor momento y el domingo ganaron 4-0"

Puntuar en el Camp Nou. Es la obsesión de cualquier equipo que se ve en la complicada situación de tener que visitar al Barcelona. Y mañana le toca el turno al Málaga. La cuestión es cómo conseguirlo. Para Juan Ramón Muñiz sólo hay una forma: ante al evidente diferencia de talento entre barcelonistas y malaguistas, la clave está en mantener la concentración durante los 90 minutos y tener capacidad de sufrimiento para hacer frente al abrumador dominio en la posesión del balón de la que suele hacer gala el equipo de Guardiola.

"Sabemos que hay que hacer un esfuerzo muy grande, que va a ser un partido en el que lo primero que hay que tener es capacidad de sufrimiento porque el Barcelona tiene una posesión de balón muy elevada y tenemos que tener capacidad de sufrimiento para cerrar los espacios, ayudar a los compañeros y, sobre todo, una concentración extrema, porque ellos aprovechan cualquier error que cometas", explicó ayer el asturiano, que no da demasiada importancia al mal momento que parece estar atravesando el Barça. "Dicen que están atravesando su peor momento y el domingo anterior ganaron 4-0. Malos momentos de esos los queremos todos", comentó con ironía.

Su expulsión en los últimos minutos del choque del pasado domingo ante el Espanyol no le impedirá finalmente sentarse en el banquillo del Camp Nou, una decisión que Muñiz parecía esperar: "No hubo nada extraño, ningún insulto de por medio. Le pedí disculpas y le dije que no era mi intención faltarle al respeto. Fue una protesta normal". Decisión que le permitirá intentar repetir el buen resultado cosechado la temporada pasada al frente del Racing, con el que consiguió llevarse un punto del coliseo blaugrana. El técnico malaguista tira de recuerdo y vuelve a sacar las mismas conclusiones: entrega y sacrificio. "El año pasado empatamos porque los jugadores se vaciaron en el campo e hicieron un trabajo tremendo. Eso fue lo que nos dio un empate muy merecido. El Barcelona va a tener la posesión y va a tener ocasiones pero nosotros también vamos a tener las nuestras", aseguró.

Para Muñiz, la cita de mañana supone "una oportunidad de destacar, de brillar y de subir su valor" para los numerosos canteranos que pisarán el césped del Camp Nou y espera que sus jugadores no pequen de relajación tras una buena racha de resultados: "En el momento que pensemos que estamos en otro nivel tendremos problemas. El mejor ejemplo es el del Valladolid el año pasado, que en marzo tenía 40 puntos y hablaba de objetivo UEFA y se jugó la permanencia en el último partido contra el Betis. Hemos salido de una situación crítica pero tenemos que seguir manteniendo el mismo nivel de concentración y de humildad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios