Cuestión de tranquilidad

  • Solvencia La buena situación europea y la dinámica ganadora minimizan las ausencias de Haislip y Gabriel y las molestias de Kus

Fuera agobios, nada de estrés. No, no es que el Unicaja haya viajado a Estambul para relajarse en el puente de la Inmaculada y poder disfrutar de una las ciudades más exóticas del mundo. De hecho, los jugadores apenas dispondrán de tiempo para contemplar cómo el Bósforo separa físicamente Asia de Europa desde el palacio de Topkapi, uno de las numerosas construcciones de la ciudad turca declarada por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad, o para visitar el Gran Bazar, donde miles de personas practican cada día el complicado arte del regateo. Su itinerario se ceñirá prácticamente al que transcurre entre el aeropuerto, el hotel y el Abdi Ipeckçi Sports Hall, donde esta tarde se mide al Efes Pilsen (19.15, Teledeporte) en la séptima jornada de la Euroliga.

Pero el partido de hoy se presenta sin ese aspecto de necesidad y exigencia que ha acompañado al equipo malagueño desde que comenzó la temporada. A los de Scariolo les tocará de nuevo ponerse el mono de trabajo para hacer frente a uno de los clásicos de la Euroliga y superar los contratiempos que devastan la plantilla en forma de lesiones, pero lo harán con el respaldo que suponen su intachable trayectoria europea y su estado de inspiración momentánea. Su situación clasificatoria en el torneo continental, líder del Grupo B con el segundo mejor balance de la competición, y su momento de forma, el mejor en lo que va de temporada tras enlazar cuatro victorias consecutivas, le ayudarán a dar cohesión a esta nueva versión mini del Unicaja. Se han quedado en Málaga Marcus Haislip, que ha preferido no forzar su regreso, y Germán Gabriel, que se ha resentido de sus dolencias en la rodilla tras el esfuerzo realizado el domingo en Fuenlabrada. La prudencia les ha impedido viajar a Estambul, pero ambos estarán a disposición de Scariolo el sábado para medirse al Real Madrid en un partido vital para las aspiraciones cajistas en la Liga ACB. Sí ha viajado Davor Kus, cuya dolencia en la espalda ha quedado en una lumbalgia que, aunque le sigue mermando, no le impedirá jugar algunos minutos. Los jóvenes del Clínicas Rincón Michal Chylinski y Paulao Prestes vuelven a completar la expedición.

El Efes Pilsen espera que cunda la relajación en las filas malagueñas. Los turcos son un rival directo en la lucha por el Top 16, aunque han acusado un calendario muy exigente en las primeras jornadas (dos partidos en casa y cuatro a domicilio) y transitan por la mitad del grupo con tres victorias y otras tantas derrotas. Eso sí, todavía no han perdido en el Abdi Ipekçi y cuentan con una de las mejores plantillas de Europa. Un equipo formado por seis norteamericanos, algunos como Drew Nicholas y Scoonie Penn de calidad contrastada, un albanés con pasaporte otomano (Ermal Kuqo) y cinco turcos (los ex ACB Erdogan y Arslan entre ellos). Al mando, David Blatt, el creador de la Rusia que ajustició a España en la final del Eurobasket y uno de los entrenadores de moda en el baloncesto europeo. En juego, dar continuidad a la dinámica positiva y sumar un triunfo que permitiría poner pie y medio en la siguiente fase.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios