"Debemos quitarnos de encima la sensación del sábado"

  • Jiménez dice que la paliza al DKV fue "una excepción" y que el del Lagun Aro será "otro tipo de partido"

El Unicaja se esfuerza en escapar de la euforia colectiva que le rodea. Intenta no olvidarse de los motivos que le han llevado a la situación actual y mira constantemente hacia abajo para cerciorarse de que sigue teniendo los pies sobre el suelo. Lo del DKV ya es historia, ahora sólo importa el Lagun Aro. Ese es el mensaje que Chus Mateo intenta grabar a fuego en la cabeza de sus jugadores. Y su empeño parece que es efectivo. Habla Carlos Jiménez: "El del pasado sábado no deja de ser sólo un partido. Estamos pensando ya en el partido de San Sebastián. Quizá deberíamos quitarnos ya de encima esa sensación del sábado porque sabemos que va a ser muy difícil repetirlo. Fue un día muy bonito, todos disfrutamos muchísimo, pero sabemos que fue una excepción. Este sábado viviremos otro tipo de partido y tenemos que estar preparados. Pensar que somos los mejores es uno de los problemas que debemos afrontar".

El alero resta importancia a los últimos malos resultados del próximo rival y reflexiona sobre el valor que puede tener la victoria: "El Lagun Aro no está haciendo quizá la temporada que esperaban pero en su cancha es un equipo muy complicado. En nuestras últimas visitas hemos tenido resultados negativos y nos vendría muy bien ganar para afianzar nuestro puesto de play off". El de mañana será su segundo partido después de reaparecer por una lesión de rodilla. Asegura que aún "no han desaparecido los dolores" y que todavía debe mejorar "la movilidad de la pierna" pero se muestra contento por haber conseguido haberse metido ya "otra vez en la dinámica de grupo". "No me marco ningún plazo para estar al cien por cien, prefiero ir día a día. Sé que tendré días mejores y días peores. Aún debo trabajar aparte e ir cogiendo poco a poco ritmo, porque noto que he estado dos meses parado. Ha habido veranos que he descansado menos", añade.

Respalda su discurso precavido el propio entrenador. "Es un partido fuera de casa y eso mitiga seguramente toda esa euforia desmedida. Es cierto que hemos jugado un gran partido frente al DKV y la gente puede pensar que estamos en un buen momento, pero no deja de ser un partido de ACB fuera de casa y tenemos que guardarnos muchísimo las espaldas y tener mucho cuidado con Lagun Aro. Nos quedan seis partidos de liga regular y hay que ir a muerte a por ellos. Las sensaciones han sido muy buenas, pero también es verdad que de cara a la posición tampoco es que hayamos avanzado exageradamente. Estamos cerca del décimo y no podemos relajarnos", comenta Chus Mateo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios