Derbi clave en la lucha por el título

  • El Atlético quiere seguir siendo la bestia negra del Real Madrid, que tampoco podrá contar con Marcelo

Un nuevo derbi, el sexto de esta temporada, enfrentará al Atlético de Madrid y al Real Madrid, ésta vez en el Vicente Calderón. Un duelo que se antoja clave en la lucha por la Liga y mucho más decisivo para los rojiblanco, que están a siete puntos del liderato que ostenta su eterno rival.

Una cita apasionante en cualquier caso. Para el Atlético, porque el triunfo, o como mínimo el empate, parecen imprescindible con vistas a mantener sus opciones de pelear la Liga. Para el Madrid, por el efecto que supondría una victoria en casa de un rival directo y vigente campeón. En el recuerdo, el partido entre ambos de la pasada campaña: Los blancos aventajaban en tres puntos al Atlético, pero se marcharon del estadio de la rivera del Manzanares tras firmar el empate. Desde entonces, los de Diego Simeone encadenan tres victorias y dos empates si se suman el título de la Supercopa de España, la clasificación para los octavos de la Copa del Rey y el duelo de Liga en el Santiago Bernabéu. Además, han ganado sus dos últimos choques en casa, lo que deriva en su mejor racha en los derbis en 49 años de existencia del Manzanares.

El entrenador del Atlético, Diego Simeone, dispondrá de todos sus efectivos por primera vez en tres meses, por lo que alineará a su once tipo, empezando por Moyá en la portería y terminando por la pareja formada por Mandzukic y Griezmann en la delantera. Ambos están en el mejor promedio goleador de sus carreras. Y entre los dos suman nueve dianas en nueve duelos en 2015.

En la banda derecha estará Arda Turan. En la izquierda, Koke. Por último, Simeone recupera en el centro del campo a Gabi, que cumplió sanción la semana pasada ante el Eibar y se asociará con Tiago. A la defensa regresan Miranda y Juanfran, ambos suplentes en Ipurúa. El primero jugará en el centro de la zaga con Godín, y el segundo será el lateral derecho. En el izquierdo repetirá Siqueira.

El Real Madrid afronta la visita a la que se ha convertido en su bestia negra de la temporada con la tranquilidad que le aporta el colchón de puntos ganado respecto a sus perseguidores, pero mermado por las bajas de importancia. La posibilidad de dejar a diez puntos al Atlético aumentará la motivación de una plantilla que confía en no lamentar la plaga de lesiones.

Y es que Carlo Ancelotti, técnico de los blancos, tendrá que configurar un equipo titular sin cinco de sus hombres indiscutibles. Especialmente dañada se presenta la línea defensiva. Nacho Fernández tendrá que afrontar un complicado examen en el que sólo vale sacar nota. Sergio Ramos, por una rotura muscular, y Pepe dejarán huérfano el centro de la zaga. Además, el italiano pierde también a Marcelo en el costado izquierdo. Su ausencia dará la titularidad a Coentrao o Arbeloa.

Completan el capítulo de bajas Modric y James Rodríguez, lo que provocará la disposición de un doble pivote en una zona en la que la mayor parte de las veces comienza a perder Ancelotti su particular pulso con Simeone: el centro del campo. La duda entre Illarramendi o Khedira no se despejará hasta última hora.

Los madridistas depositan sus esperanzas en su tridente goleador: Benzema, Bale y Cristiano Ronaldo, que regresa tras cumplir dos partidos de sanción. Los números del portugués, 15 tantos en 19 derbis, constituyen el principal aval de los blancos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios