Desastre ché y otra pañolada al palco

Los Reyes Magos se olvidaron de pasar por el campo de Mestalla donde Valencia y Levante lograron un empate sin goles, insuficiente para las aspiraciones de ambos equipos en un encuentro discreto en el que ninguno de los dos conjuntos consiguió aliviar los problemas que arrastran desde hace mucho tiempo.

Fue el primer punto del Levante como visitante en el actual campeonato y la primera ocasión de su historia en la que el equipo puntúa en Mestalla en el campeonato liguero, mientras que el Valencia ya lleva dos meses sin ganar en el campeonato y sin ofrecer un tanto a su afición en esta competición.

La primera parte se marchó sin claras ocasiones de gol y obligó al espectador a esperar a la prolongación para ver la acción de mayor mérito del periodo inicial cuando, tras un gran remate de cabeza de Álvaro, el meta Hildebrand sacó el balón con mucho acierto cuando estaba a punto de colarse junto al poste. Tras el descanso, la entrada de Edu le dio más profundidad al Valencia, que se asomaba a la portería de Kajovic. La salida de Villa, que pidió el cambió, mermó al Valencia.

En el minuto 84, una entrada de Zigic a Serrano le valió la expulsión con roja directa, lo que dejó al Valencia casi sin opciones de ganar. El público apoyó constantemente al Valencia y sólo cuando acabó el encuentro afloraron los pañuelos y los gritos de "fuera, fuera" en las gradas del viejo Mestalla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios