Descartan sancionar a Robben, que aclara su perdón

La FIFA descartó ayer abrir un proceso disciplinario contra Arjen Robben después de que el holandés admitiera simular una caída en el área ante México, aunque no en la jugada del penalti que decidió el encuentro de los octavos del Mundial.

"Instamos a todos los futbolistas y a las federaciones a mantener siempre el fair play (juego limpio). Pero en este caso no se trata de una infracción grave", dijo ayer la portavoz de la FIFA, Delia Fischer.

Tras la agónica victoria de Holanda, Robben admitió haber simulado un penalti en el encuentro. Sin embargo, el delantero del Bayern no se refería al decisivo que dio el triunfo a Holanda en el último minuto tras una falta de Rafa Márquez, como se hicieron eco diversos medios de comunicación, sino a una acción previa.

"Quiero disculparme. Me tiré. A veces, esperas que te den, pero no debería haberlo hecho. Fue estúpido", dijo Robben, al concluir el encuentro, a la televisión holandesa NOS. Posteriormente, Robben aclaró que se había referido a una jugada en la primera parte, en la que también reclamó otro penalti por una entrada de Héctor Moreno, que le supuso la fractura de tibia al defensa mexicano.

"No tengo miedo a que me sancionen, porque fue en una jugada que no tuvo trascendencia en el resultado. Me parece una vergüenza que se haya tergiversado de esa forma. Fui honesto. Simplemente, me limité a pedir disculpas. Lo volvería a hacer", dijo Robben.

Por otra parte, Nigel de Jong se perderá el partido de cuartos e incluso podría perderse el resto del Mundial. "No tiene buena pinta", expresó un portavoz de Holanda sobre la lesión en la ingle del centrocampista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios