Deshojando la margarita

  • Mavrokefalidis sigue sin dar una respuesta y la espera podría dejarle sin ninguna de las dos opciones que baraja. En Los Guindos gusta más Todorovic, pero es una opción difícil.

El fichaje del cinco se empieza a enquistar más de lo esperado. Con la plantilla prácticamente resuelta, esta operación se plantea como el último escollo para completar los diez fijos que deseaba Plaza antes de acometer las decisiones sobre los jugadores 11 y 12 que completarán el plantel. Mientras Stefansson y Gabriel esperan una llamada de la entidad malagueña para conocer cuál será la política que determinará la confección final del equipo, la dirección deportiva aguarda a que Loukas Mavrokefalidis tome una decisión con respecto a la oferta de dos años que tiene sobre la mesa desde hace más de una semana.

Pidió tiempo para conocer los planes que tenía Djordjevic en el Panathinaikos y ver si se le planteaba una oferta de renovación. De momento, los movimientos del club heleno parecen ir encaminados a otra parte. El ofertón de 6 millones de euros en tres años parece haber convencido a Calathes, que retornaría de la NBA para ponerse a las órdenes del seleccionador serbio. Esas cantidades, sumadas a las que pretenden ofrecer para firmar a Raduljica, petición expresa y gran conocido de Sasha, disminuirían más de lo esperado el interés sobre el pívot griego, que sigue deshojando la margarita. Sobre todo, después de que el PAO haya puesto sus ojos en otro interior serbio, Nikola Milutinov, que está a punto de rescindir con el Partizan y es una de las opciones que baraja Djordjevic para completar su juego interior, lo que podría provocar que ni siquiera se le realizara una oferta al cinco heleno, que en caso de demorar mucho más su decisión podría perder las dos opciones por las que intenta decantarse.

Mientras tanto, el Unicaja ya se plantea cambiar de opción. Marko Todorovic cubre mucho mejor las pretensiones de la entidad malagueña, aunque conseguir al mejor pívot de la Liga no sería tarea sencilla. El Barcelona le ha incluido en el tanteo, y Valencia ya ha mostrado un fuerte interés por sus servicios. El factor Pau Ribas, que ya ha comunicado su deseo de marchar a Barcelona, pretende ser la moneda de cambio taronja para hacerse el talentoso joven, pero la operación no está nada clara.

Carlos Jiménez ya ha tanteado esa posibilidad y se ha encontrado con el agrado del jugador, que de seguir en España preferiría recalar en Málaga. Entre las trabas, las cláusulas que quiere incluir el representante para que pueda irse a la NBA a la finalización de cualquiera de los tres años que firmaría y con una penalización irrisoria. Todo eso siempre que el Barcelona no pretenda incluir cualquier opción de repesca como parece haber hecho con Edwin Jackson.

Un lío tremendo que ha obligado al Unicaja a barajar más opciones en el mercado. En un principio, el décimo hombre debería salir del tándem que conforman Mavrokefalidis y Todorovic.

Mientras el retraso del griego en su respuesta le hace perder posiciones en la pole, el sí de Todorovic y todos los aspectos positivos que traería consigo su fichaje, tanto en lo deportivo como en lo referente a cupos, hace que el serbio empiece a ser la opción que más atrae en el seno de las oficinas de Los Guindos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios