Dixon: "Pido perdón"

  • El escolta se excusa por el partido realizado por él y por el equipo ante el Prokom

El último en llegar fue el primero en pedir disculpas por el esperpento del miércoles ante el Prokom. Estaba previsto que Juan Dixon pasara por el Conoce a..., la iniciativa del club que acerca a los aficionados a sus ídolos. El escolta de Baltimore, mal en el partido de marras, comenzó su alocución, sin instrucciones previas del club, pidiendo perdón por el partido. "Antes de nada quisiera pediros disculpas por el partido de ayer [por el miércoles]. Fue desastroso, tanto mío como de todo el equipo, y la afición no se merece el papel que hicimos. Esperemos que no se vuelva repetir", comenzó Dixon ante la sorpresa positiva de los 70 asistentes que abarrotaron la sala de prensa del Carpena, en su mayoría niños como se puede comprobar en la imagen. Se agradece un golpe de pecho desde dentro en medio de la evasión de responsabilidad.

Dixon volvió a recalcar, como cada vez que se le cuestiona, que está viviendo una gran experiencia en Málaga y que le encanta el lugar. "Por lo que llevo vivido, estoy muy contento. Me encanta Benalmádena y Marbella. Cuando hablo con mi familia en Estados Unidos a través de la webcam, me asomo a la terraza, giro el ordenador y les enseño el paisaje para darles envidia. Están deseosos de venir para Málaga y conocerla".

Dixon aseguró que su mejor amigo en la plantilla es Omar Cook y que su mejor partido fue en Fuenlabrada, el más completo. Además, contó su dura infancia. "Siempre hice muchos deportes. Béisbol, fútbol americano y basket. Había problemas en mi casa, viví con mis abuelos y mis tíos y me inculcaron que tenía que estudiar. En el instituto, una persona importante me dijo que debía trabajar duro, que para jugar tenía que ir a la Universidad y para ir a la Universidad tenía que estudiar. En segundo de instituto me leí mi primer libro".

El escolta acabó hablando de su coincidencia con Michael Jordan en Washington. "No sólo caí en su equipo, sino en la taquilla de al lado. Eso fue increíble", aseguró para admitir que le costó cruzar el charco: "Para ser honestos, después de siete años en la NBA fue un poco duro venir a Europa".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios