Dixon se marcha y el club espera el contraanálisis

  • La opción de traer a Rakocevic pasa por una cesión hasta el final de esta temporada

Comentarios 1

Pasan los días y el Unicaja sigue sin mover ficha en el asunto Dixon. Igor Rakocevic, Ibrahim Jaaber y Quincy Douby fueron los nombres que salieron a la luz pública como posibles sustitutos del norteamericano en Málaga. Pero, de momento, nada de nada. Y parece que la decisión se prolongará algo más en el tiempo.

Y es que el Unicaja prefiere no dar ningún paso hasta que el positivo de Dixon esté totalmente confirmado. Para ello, habrá que esperar al resultado del contraanálisis, que se hará el próximo lunes pero cuyo resultado no se sabe a ciencia cierta cuándo se hará público. Probablemente habrá que esperar unas tres semanas. Las posibilidades de que el contraanálisis depare algún error de forma en el primer análisis son ínfimas, pero el Unicaja prefiere esperar, pese a que el plazo para inscribir a jugadores en la Euroliga finaliza el miércoles. El jugador se encuentra en estos momentos suspendido de empleo y sueldo pero no puede ver rescindido su contrato hasta que se rubrique su positivo. Dixon ha estado estos días en Málaga y hasta ayer por la mañana no se marchó a Estados Unidos para aguardar allí el resultado y preparar la defensa de su caso.

Mientras esto sucede, el Unicaja no pierde de vista el mercado. Igor Rakocevic es una de las opciones, pero la operación necesita que confluyan varias vertientes. La primera e imprescindible, que el escolta y el Efes Pilsen decidan dar un paso adelante. El Unicaja está al acecho y de hecho ya ha hablado con el club turco para mostrarle su interés en el caso de que decidan prescindir del serbio. Según ha podido saber este periódico, la fórmula para vestirle de verde es la de una cesión hasta el final de la temporada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios