Doncic-Bogdanovic, duelo de talentos

El esloveno Luka Doncic y el serbio Bogdan Bogdanovic, dos talentos en estado puro, serán los principales protagonistas de la final del Eurobásket 2017 (20:30) en busca de la medalla de oro y los máximos candidatos para el premio individual de jugador más valioso (MVP) del torneo.

Doncic (18 años) irrumpió en la selección eslovena y en el Eurobásket con una fuerza arrolladora, derribando todas las puertas y controlando los partidos con un dominio totalmente inusual. A su ritmo, Eslovenia creció como la espuma y se clasificó para la primera final de su historia. Llegan invicta, con triunfos de todos los colores, a tanteos bajos y altos, con grandes actuaciones individuales y corales, con buena defensa y con un juego vistoso y efectivo.

Goran Dragic (31 años), base-escolta de los Heat, es la pareja ideal para Doncic. Se han compenetrado perfectamente y Dragic aporta la experiencia en los momentos delicados y en las situaciones más comprometidas. Junto a ellos, Prepelic, Randolph, Vidmar, Blazic y Cancar son el cuerpo de ejército de los eslovenos, dispuestos a trabajar por el equipo y con aportaciones importantes en el marcador en el caso de los dos primeros.

Enfrente, Bogdanovic (25 años) es un jugador mucho más hecho y contrastado que Doncic. Es la referencia de una Serbia que vuelve a brillar en el panorama internacional de la mano de su técnico Aleksandar Djordjevic, pese a las numerosas e importantes bajas con las que llegó al eurobásket. Con una fortaleza física que no aparenta en principio, Bogdanovic es una especie de asesino silencioso que aparece siempre que su equipo le necesita. Marjanovic (2,22 metros) es otro jugador fundamental en Serbia. Su presencia en la pista cambia muchas cosas. Si recibe el balón en la pintura, es letal. Pero Serbia es mucho más. Lucic, Kuzmic, Jovic, Macvan y Milosavljevic forman el bloque de un equipo en el que casi todos pueden jugar de casi todo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios