Selección

Duelo de ases y duelo de rachas

  • Las dos últimas campeonas mundiales y favoritas en Rusia se retan desafiando las estadísticas

Duelo de ases y duelo de rachas Duelo  de ases y duelo de rachas

Duelo de ases y duelo de rachas

Alemania y España, las dos últimas campeonas del mundo y que soportan el peso del favoritismo compartido para la gran cita del verano en Rusia, se enfrentan en un amistoso de altos vuelos en el Esprit Arena, con los hombres de Julen Lopetegui desafiando la estadística.

El recuerdo reciente de máxima gloria para el fútbol español, con el gol de Fernando Torres que decidió la final de la Eurocopa de 2008 en Viena o la furia reencarnada por Puyol para sentenciar la semifinal del Mundial de Sudáfrica de 2010 en Durban, tapan en gran parte un historial a favor de Alemania, insuperable en muchas fechas.

1935. Es el único precedente de un triunfo de España en suelo germano: un 1-2 con doblete de Langara

Será el segundo reencuentro de las dos últimas campeonas del mundo desde que España ganó el Mundial 2010 y Alemania el de 2014. El primero llegaba marcado por las numerosas bajas y la búsqueda de nuevas variantes con Del Bosque aún en el banquillo de laRoja, en 2014, cuando un tanto de Toni Kroos en el último suspiro daba el triunfo a los germanos, que en su país sólo perdieron una vez, el único precedente en 1935 (1-2 con doblete de Langara), y han vencido en cinco ocasiones por dos empates.

Esa estadística en contra de la Roja y la racha sin perder alemana, camino de cuatro años, la desafía una España que recupera nueve meses después para la causa a Diego Costa y que jugará sin un jugador clave en su dibujo como Busquets. El seleccionador español pone en juego su racha personal, con 16 partidos sin perder desde que arrancó su etapa.

Duelo de ases y duelo de rachas Duelo  de ases y duelo de rachas

Duelo de ases y duelo de rachas

Las últimas pruebas de Lopetegui antes de la lista definitiva para el Mundial premia la continuidad en el buen rendimiento de Marcos Alonso y Dani Parejo, más la explosión de Rodr.

Junto a Costa, en quien siempre confió Lopetegui desde que llegó al cargo y cambió su rendimiento encontrando el gol con continuidad, regresan Carvajal, Azpilicueta, Koke y Lucas Vázquez. Los protagonistas de la última final mundialista, Alemania y Argentina, son los rivales que medirán el momento de España y ante los que todos los internacionales quieren demostrar que merecen estar en el Mundial.

El proceso febril que ha pasado Piqué invita a no arriesgar a Lopetegui, que apostará por Nacho como pareja de Sergio Ramos en defensa. Con De Gea en la portería y un bonito duelo entre dos de los mejores porteros del mundo junto a Ter Stegen, ante la baja de Neuer, Carvajal y Jordi Alba serán los laterales.

El centro del campo es donde más opciones dispone Lopetegui que debe decidir entre Saúl o dar la alternativa a Rodrigo por Busquets, decidirse si seguir apostando ciegamente por Isco pese a su bajón en el Madrid, con Thiago e Iniesta como favoritos para completar la medular, más David Silva y Costa en ataque.

Alemania llega al duelo en medio de una gran racha que comenzó desde la semifinal de la Eurocopa de 2014. Desde aquella derrota contra Francia, no ha perdido ningún partido. En el camino incluye la conquista de la Copa Confederaciones, a la que viajó con un equipo alternativo prescindiendo de buena parte de los jugadores habituales e igualmente demostró su poder.

Si el equipo de Joachim Löw permanece imbatido en los dos próximos amistosos, el segundo es contra Brasil, habrá conseguido un nuevo récord de 23 compromisos seguidos sin perder.

En todo caso, se espera que Alemania salga con su mejor equipo posible en este momento, lo que implica recitar una serie de nombres conocidos. La parte defensiva está relativamente clara: Kimmich, como lateral derecho, y Boateng y Hummels, son los titulares habituales, mientras que en la izquierda hay una lucha entre Hector y Plattenhardt, con ventaja para el primero.

Por delante es de esperar a Kroos. A su lado, Löw tiene una opción más defensiva, Khedira, y otra más creativa, que sería Gündogan. Más adelante, Müller y Özil son casi fijos, mientras que también podría entrar Sané e incluso Werner.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios