Eficacia colchonera

  • El Atlético aprovecha dos penaltis frente al Granada

Un Atlético de Madrid más eficaz que brillante venció por 1-2 en Granada para seguir la estela del Barcelona en la clasificación y agravar la mala temporada como local del equipo nazarí, que ha perdido cinco de los seis partidos disputados ante su público. El conjunto de Simeone venció con sendos goles de penalti, ambos cometidos sobre Villa, marcados por Diego Costa y por el delantero asturiano en la recta final de cada periodo, mientras que el tanto granadino, obra de Ighalo, llegó en el minuto 91.

El Granada dominó una primera parte en la que el Atlético mejoró con el paso de los minutos, aunque siempre sin querer llevar la iniciativa. Los locales, que con tres centrocampistas puros de inicio dominaron con solvencia en la medular, pudieron marcar a los 12 minutos con una clara doble ocasión, pero el disparo de Recio se fue a la cruceta y en el saque de esquina posterior Courtois casi aloja el balón al despejar en su propia portería.

Los madrileños alcanzaron por primera vez la meta andaluza con un cabezazo de un activo Diego Costa que paró Roberto pese a quedarse a media salida.

Tras varias acometidas de un Granada con más posesión que llegada se produjo la jugada clave del choque con un absurdo penalti de Mainz a Villa que Diego Costa se encargó de transformar en gol para firmar el 0-1 (37').

Los locales se diluyeron conforme se acercaba el descanso, mientras que el Atlético pudo sentenciar el choque con una ocasión de Adrián, la gran novedad en el once colchonero, mas su disparo en el mano a mano ante Roberto se marchó fuera.

La dinámica varió muy poco en el segundo tiempo. Lucas Alcaraz trató de variar el rumbo dando entrada a Buonanotte y a Riki, aunque la primera ocasión clara fue para Diego Costa, que volvió a toparse en el mano a mano con Roberto (69'). A falta de un cuarto de hora para el final el Granada pidió penalti por un posible agarrón de Godín a Riki pero el colegiado se desentendió y en la contra atlética sí pitó pena máxima en la caída de Villa ante Murillo. El ariete español firmó el 0-2 para sentenciar el encuentro. Aun así, tras lucirse Roberto ante Raúl García, el colegiado expulsó a Filipe Luis e Ighalo marcó de cabeza el 1-2.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios