El Elche es de Segunda División

  • La Audiencia Nacional no ratifica la cautelarísima al club ilicitano y el Eibar sigue en Primera

La titular del Juzgado Central de lo Contencioso administrativo 9, Eva María Alfageme, acordó en la mañana de ayer alzar las medidas cautelares, por lo que confirma el descenso del Elche a Segunda División y mantiene al Eibar en la máxima categoría del fútbol nacional.

Tras la vista celebrada el lunes con representantes de ambos equipos, la Liga de Fútbol Profesional (LFP) y del Tribunal Administrativo del Deporte (TAD), la juez considera que "no concurren circunstancias que justifiquen el mantenimiento de la medida de suspensión" y no modifica la resolución del TAD del 13 de julio, que comunicaba al Elche que no admitió la reclamación del club alicantino en favor de los vascos, que se mantienen en Primera División.

Sin embargo, el futuro del Elche en la máxima categoría del fútbol español está abierto. En primer lugar, porque cuenta con 15 días para recurrir en apelación ante la Sala de lo Contencioso-administrativo de la Audiencia Nacional la decisión de la magistrada.

La segunda de las balas se centra en el juzgado de lo Mercantil, donde la entidad dirigida por Juan Engix puede dirigirse para luchar por otras medidas cautelares, tal y como intentó la pasada temporada el Murcia.

La magistrada consideró que rechazar las medidas solicitadas por el Elche "no tiene por qué llevar a situaciones dramáticas e irreversibles", sobre todo cuando "cada temporada, al final de la Liga, algunos clubes descienden de categoría y otros ascienden y ello no implica su desaparición".

La juez señala que no ignora "los muchos intereses que el Elche va a ver afectados por la no adopción de la suspensión", pero subraya que no se pueden desconocer datos "importantes", como que las deudas del club con Hacienda no se pagaron en periodo voluntario. La juez añade en su resolución que "hubo varios requerimientos no atendidos" por el Elche y "sólo, cuando se le impuso la sanción de descenso de categoría se tomó la decisión de pagar, no antes".

Eibar y Elche llegaron a la Audiencia Nacional después de que el conjunto ilicitano recurriera al TAD el descenso administrativo que le fue impuesto en junio por la LFP como consecuencia de las deudas mantenidas con la Agencia Tributaria.

Después de que el TAD ratificara el descenso del Elche a la Liga Adelante en favor del equipo vasco, el conjunto de la Comunidad Valenciana solicitó a la Audiencia Nacional la solicitud de la "cautelarísima", petición de suspensión cautelar con carácter de urgencia de la sanción.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios