Empate que no contenta

  • El Granada y el Athletic, incapaces de marcar, siguen con su mala racha

El Granada y el Athletic empataron a cero en un choque igualado cuyo resultado no contentó a ninguno, ya que los locales dispusieron de las mejores ocasiones pero no lograron ganar para salir del descenso, mientras que los visitantes, que ni supieron aprovechar su superioridad numérica en el último cuarto de hora tras la expulsión de Insúa, se mantienen en una zona complicada.

La primera parte fue igualada, con un Granada incómodo con la pelota por la fuerte presión del rival y un Athletic con más fluidez pero la misma ineficacia atacante que los locales. Tras los intentos de Aduriz y Colunga, Piti fue el primero que disparó entre los palos desde fuera del área, pero Iraizoz intervino para evitar el gol. La mejor ocasión visitante llegó a los 19 minutos, en una falta que remató Mikel Rico y que acabó con el balón estrellándose en el poste de la meta nazarí.

El segundo tiempo se desarrolló por los mismos derroteros, si cabe con menos ocasiones aún de peligro, aunque la intensidad de la presión visitante fue bajando con el paso de los minutos debido a su desgaste físico. Los locales volvieron a probar a un seguro Iraizoz con tiros de Piti y Candeias.

Tras la expulsión de Insúa, el Athletic pasó a dominar el choque, si bien no creó apenas peligro ante un Granada al que se le complicaron aún más las cosas por culpa de los problemas musculares sufridos por Piti.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios