Episodio racista de un infantil en Armilla

El pasado domingo se produjo un hecho bastante desagradable para un futbolista del conjunto infantil A del Málaga. Essel, de 12 niños de edad, sufrió un episodio racista en el partido que disputaron los blanquiazules en Armilla ante el Arenas y que finalizó con el resultado de 1-3 a favor de los blanquiazules.

La historia, según recogen testigos del equipo de Raúl Iznata presentes en el partido, se empezó a desarrollar cuando el defensa de raza negra recibió una tarjeta amarilla por una dura entrada a un jugador local y desde la grada un supuesto aficionado del Arenas la emprendió con él a base de fuertes insultos, muchos de ellos de tinte racista. Harto de escucharlos a lo largo de todo el encuentro, Essel se volvió hacia la grada y mandó callar al sujeto con un insulto, hecho que motivó que el colegiado del encuentro lo expulsara. Camino del banquillo, no sólo siguió recibiendo más descalificativos, sino que le escupieron en la cara.

Su madre decidió interponer una demanda por lo ocurrido, aunque fue informada de que habitualmente estos hechos sólo son sancionados con multa. Por ello, el Málaga se puso en contacto con ella para ofrecerle todo su apoyo, humano y jurídico, para llevar el asunto por la vía deportiva, desde la que las sanciones son mucho más efectivas y contundentes. Asimismo, los dirigentes de la entidad de Martiricos se pusieron en contacto con sus colegas del Arenas a través de una carta para instarles a que sean ellos los que denuncien el hecho y tomen las medidas oportunas con este seguidor. En el caso de que los granadinos no tomen cartas en el asunto, entonces será el propio Málaga el que denuncien los hechos, lo cual agravaría la situación porque el club de Armilla también podría salir perjudicado.

Según obra en conocimiento del Málaga, el sujeto que insultó a Essel ya ha recibido quejas en anteriores partidos de otros equipos y su mal comportamiento está en conocimiento de la Guardia Civil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios